BC requiere un Código Familiar

Debido a la ausencia de un código en la materia, los jueces tienen que recurrir a convenciones y tratados que no contemplan la problemática social

Tijuana

Baja California requiere un Código Familiar que integre las problemáticas regionales, como la migración, dijo la titular del Juzgado Tercero de lo Familiar en Tijuana, Josefina Magaña.

Manifestó que a diferencia de otras entidades del país, en el estado no se cuenta con un Código Familiar propio, por lo cual es importante que colegios y barras de abogados impulsen su creación.

Explicó que esta situación los obliga a adoptar otras normativas legales, lo que presenta un mayor esfuerzo para los jueces en la materia.

"El control de convencionalidad nos ayuda también inclusive a adoptar una norma jurídica que en otro estado ha funcionado para adoptarla nosotros aquí. Yo creo que las convenciones y tratados internacionales son perfectamente manejados en Baja California", expuso.

Detalló que un Código Familiar abordaría aspectos particulares del estado.

"Tendríamos un código que trataría las problemáticas regionales, porque hay muchas cosas que podría...pongamos un ejemplo: Sonora. Sonora tiene su Código Familiar, pero sus problemas son cosas que en la región se acontecen. Aquí somos frontera, aquí hay mucha población flotante, necesariamente las necesidades son diferentes. Tenemos mucho la influencia de nuestro país vecino estadounidense", comentó.

Josefina Magaña dijo que la redacción de este código debe ser una iniciativa de grupos de abogados organizados, aunque también pueden intervenir los poderes Legislativo y Judicial.