En BC mueren más personas por influenza AH1N1

Aun teniendo un menor número de contagios respecto a otros estados, Baja California registra una proporción mayor en cantidad de muertes por cada caso confirmado

Tijuana

Baja California no sólo encabeza el número de muertes por influenza AH1N1 en el país, también registra más fallecimientos en proporción al número de casos confirmados, incluso cuadruplica el porcentaje de decesos de Jalisco, el estado con más contagios.

La Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud reportó que la mañana de este martes en Baja California, 32 personas habían fallecido de 87 casos confirmados, es decir, el 36.7 por ciento del total; en tanto, en Jalisco el número de decesos fue de 30 de 340 contagios de AH1N1, lo que representa 8.6 por ciento.

En Hidalgo se reportaron 19 fallecimientos de 126 personas contagiadas, o el 15 por ciento del total; en el Distrito Federal la cifra fue de 163 casos confirmados, de los cuales el 10.4 por ciento terminó en muerte. En quinto lugar a nivel nacional se encuentra San Luis Potosí con 16 defunciones de 274 contagios, lo que corresponde al 5.8 por ciento del total.

Entre los estados donde se presentaron menos fallecimientos, pero que superan a Baja California en casos confirmados, está Nuevo León, con tres víctimas mortales de 127 contagios, es decir apenas el 2.3 por ciento, y Guanajuato con 5.3 por ciento de muertos de los 112 casos confirmados de influenza AH1N1.

En contraparte, en Baja California Sur, Campeche, Colima y Chiapas no se han registrado muertes por esta enfermedad, y las estadísticas oscilan entre cero y seis casos confirmados.

Sobre datos generales, la Secretaría de Salud reporta 2 mil 214 contagios a nivel nacional en lo que va de enero; entre éstos, 227 son defunciones, de las cuales el 14 por ciento corresponde a Baja California.

Autoridades de Salud bajacalifornianas informaron que entre el 1 y el 27 de enero de 2013 se registraron seis fallecimientos por este tipo de influenza, lo que significa que este año la estadística de decesos se cuadruplicó.