PASA necesita modernizarse

De acuerdo con el director de Servicios Públicos en Torreón, también la empresa debe mejorar su logística en el barrido manual y la disposición final de los residuos.
Debe trabajarse en la disposición final de los residuos.
Debe trabajarse en la disposición final de los residuos. (Archivo.)

Torreón, Coahuila

La Promotora Ambiental S.A., requiere modernizar sus equipos y mejorar su logística en el barrido manual así como la disposición final de los residuos para dar una mayor calidad en sus funciones, dijo el director de Servicios Públicos, David Fernández, respecto al trabajo realizado por la empresa en la pasada administración.

Agregó que durante ese periodo se recabaron 100 quejas en contra de la compañía, además de que el organismo que supervisa su labor estuvo inactivo el último año de la anterior gestión municipal.

El organismo supervisor de PASA, encargado de dar seguimiento a estos temas, estuvo inactivo principalmente en el último año de la pasada administración municipal.

Ahora, en el nuevo gobierno se anunció una revisión del contrato que mantiene el ayuntamiento de Torreón con PASA, ya que los ciudadanos deberán pagar por el servicio de limpieza.

Revisarán contrato de PASA

De acuerdo con el tesorero municipal, Enrique Mota, son 130 millones de pesos lo que cuesta el servicio anualmente. En la pasada gestión se pagó a la empresa un promedio de diez millones de pesos mensuales.

Señaló que se va a revisar el contrato de PASA y sus procesos, así como la legalidad del mismo, debido a que el Ayuntamiento no se encuentra al corriente con los pagos a la compañía, quien a su vez ha incumplido con los compromisos establecidos en el contrato de concesión.

Una de las cláusulas que se incumplieron es la que establece la obligatoriedad de reciclar la basura, a través de la operación de una planta segregadora en el Relleno Sanitario.

Se anunció una revisión del contrato, ya que los ciudadanos deberán pagar por el servicio de limpieza.

Se desaprovechan materiales como PET y cartón, de los que se debe reportar un porcentaje de utilidad al municipio y con lo que se reduciría el costo del servicio de disposición final.

En 2011 dejó de funcionar la planta existente y Promotora Ambiental determinó que no era costeable el reciclado, al ser cara la separación de los residuos, por lo que no se contempló contratar a otra empresa para realizar la función.

Se anunció un proyecto de "puntos verdes" o centros de recolección ante el Consejo de Vigilancia de PASA, sin embargo solo quedó en pláticas, ya que el organismo dejó de sesionar.

Se acordó que el Consejo de Vigilancia de Promotora Ambiental integrado por ediles, funcionarios y empresarios, sesionaría con regularidad para comparar costos con la calidad de los servicios y el cumplimiento de las clausulas del contrato pero no se realizó.