El ayuntamiento de Torreón ignora a colonos molestos

Una vez más, los vecinos de la calle Jiménez se manifestaron en contra de la apertura del bar "Salvajes Crew", pues aseguran les robará la tranquilidad y la capacidad de luchar contra enfermedades.
El Ayuntamiento de Torreón hace caso omiso a las peticiones de las personas de la tercera edad.
El Ayuntamiento de Torreón hace caso omiso a las peticiones de las personas de la tercera edad. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Cerca de una veintena de vecinos, inconformes con la apertura de un restaurante-bar llamado "Salvajes Crew", ubicado en la calle Jiménez 333 sur levantaron firmas en contra de este establecimiento.

A pesar de que recorrieron todas y cada una de las dependencias que intervienen en la expedición de licencias, para externar a la autoridad la negativa de los habitantes del lugar, las autoridades hacen caso omiso a su llamado.

Nuevamente los vecinos que por años han residido en la calle Jiménez, hacen un llamado desesperado para que la autoridad les haga caso, se dieron cita afuera del antro en cuestión para pedir que no abran el lugar, sin tomarlos en cuenta.

Mostraron un documento que fue entregado a las autoridades correspondientes, que cuenta con los sellos de recibido de Atención Ciudadana, Dirección de Medio Ambiente, Inspección y Verificación, Desarrollo Económico, Ordenamiento Territorial y Urbanismo, así como de la Secretaría del Ayuntamiento.

"Fuimos con el Secretario del Ayuntamiento 5 veces, la última ocasión nos dijo que no podía hacer nada, que a pesar de la inconformidad se les otorgaría el permiso".

"Si llegan abrir, esta administración que encabeza Miguel Riquelme se convertirá en mata viejitos, somos muchas las personas de la tercera edad que habitamos el sector, todos enfermos, jubilados, lo que queremos es paz y tranquilidad".

Los vecinos de la Jiménez sabemos a ciencia cierta que los antros han robado la tranquilidad a las familias que habitan alrededor de estos establecimientos, basura, vómitos, orines, borrachos haciendo desmanes a altas horas de la madrugada".

"Además de la falta de estacionamiento en el sector, este es el nuevo panorama que nos regala el Ayuntamiento a las personas de la tercera edad, demostrando su falta de interés o repudio".

"Este nuevo antro no tiene ni contrato de agua, se la está robando, tampoco cuenta con estacionamiento, ni salida de emergencia, no cumple con los reglamentos municipales establecidos".

Por su parte, María del Refugio López pidió a las autoridades tener consideración con las personas de la tercera edad, señaló que viven en esa cuadra personas que sobrepasan los 60 años, con múltiples enfermedades, propias de la edad.

"Quisiera preguntarle a las autoridades si fuera su madre la que está enferma y vieja, que quisiera un poco de paz y tranquilidad, a ver si le otorgaban permisos para instalar un antro que traerá más problemas que beneficios".

La familia De Lara dijo que se unen al reclamo de los vecinos, ¡no quieren un antro cerca de sus casas!, por todos los problemas que conlleva la apertura de estos lugares de vicio y perdición.

Pidieron a las autoridades no hacer oídos sordos a las peticiones de los adultos mayores, manifestaron que son ciudadanos como cualquier otro y tienen derechos, como el vivir en paz.