Ayuntamiento se reunió con vecinos del Santuario

Buscan solucionar problemas que denunciaron como cuarteaduras en casas, drenajes de barro destrozados por el paso de los camiones, falta de estacionamiento y contaminación.

Guadalajara

Funcionarios del Ayuntamiento de Guadalajara se reunieron con los vecinos del barrio del Santuario, quienes dieron a conocer una serie de problemas a raíz de las obras de la línea 3 del Tren Ligero. El objetivo es solucionar los primeros problemas que han aparecido: cuarteaduras en casas, drenajes de barro destrozados por el paso de los camiones, falta de estacionamiento y contaminación en las calles  habilitadas como rutas alternas.

El alcalde Ramiro Hernández García confirmó que hubo una primera reunión con los afectados. Dijo que son 17 rutas del transporte público las que se desviaron hacia calles paralelas a Alcalde como Santa Mónica, por lo que solicitarán el apoyo de la Secretaría de Movilidad la manera de dar solución a la saturación en estas vialidades.

Hernández García dijo que comenzarán a hacer una revisión detallada de las casas que están sufriendo daños, y que de acuerdo a lo que informaron los afectados el pasado lunes, son al menos 50 casas con daños, "le dimos indicaciones a Protección Civil municipal para que se hagan las valoraciones correspondientes para saber en dónde hay daños, el tipo de daño y lo que lo ocasionó". 

El alcalde no aclaró si se pagarán los daños a las viviendas, hasta saber en qué condiciones se encuentran, pero dijo que una vez hecha la valoración, buscarán en quién recae la responsabilidad.