Ayuntamiento de Guadalajara galardona a 27 mujeres

Durante la ceremonia, se nombró y presentó una breve reseña de cada una de las galardonadas, entre las cuales destacó por su contribución en materia de derechos humanos a través del ejercicio ...
Maricarmen Rello, reportera de Milenio Jalisco
Maricarmen Rello, reportera de Milenio Jalisco (Nacho Reyes)

Guadalajara

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el Ayuntamiento de Guadalajara entregó el galardón Irene Robledo García a 27 mujeres que se han distinguido en la sociedad jalisciense por la aportación que realizan desde sus actividades altruistas o el desempeño de sus profesiones.

En esta sexta edición del premio Irene Robledo, el ayuntamiento tapatío reconoció a mujeres que fueron propuestas por diversos sectores de la sociedad durante el mes de enero en que se abrió la convocatoria.

En la ceremonia de premiación, Rosa María Castillero, directora del Instituto Municipal de la Mujer en Guadalajara, habló de algunos avances a nivel municipal en materia de equidad de género, entre estos la creación de un comité contra el acoso laboral, algunas reformas a reglamentos en las que se incluye la perspectiva de género, así como una serie de acciones para contrarrestar la violencia de género, aunque explicó también que existen temas pendientes y “focos de alerta” que se deben de atender, como el respeto a la diversidad, el combate a la trata de personas y el embarazo adolecente.

Durante la ceremonia, se nombró y presentó una breve reseña de cada una de las galardonadas, entre las cuales destacó por su contribución en materia de derechos humanos a través del ejercicio periodístico a Maricarmen Rello, reportera de Milenio Jalisco, así como la maestra Patricia Ortega, académica de la Universidad de Guadalajara que se llevó los aplausos de los asistentes cuando al momento de recibir su respectivo reconocimiento, extendió una pancarta con un mensaje en el que pidió la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el mes de septiembre de 2014.

La distinción consistió en la entrega de un diploma y una estatuilla de la célebre Jalisciense Irene Robledo, cuyo nombre fue elegido para este galardón gracias a la labor que realizó principalmente en el sector educativo durante más de 60 años, además de ser considerada un ejemplo en el tema de equidad de género, pues logró sobresalir y romper esquemas en una época en que la mujer no tenía las mismas oportunidades que el hombre.