Inicia construcción de paso a desnivel en avenida Leones

La alcaldesa Margarita Arellanes arrancó los trabajos para edificar el paso deprimido; asegura que 400 mil automovilistas se verán beneficiados por la obra.

Monterrey

Con una inversión que asegura será de 98 millones de pesos, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes inició a las 06:00 de este miércoles los trabajos de construcción del paso a desnivel de la avenida Leones y la calle Sevilla.

Junto con el inicio de las obras –muy cuestionadas por regidores de oposición en cuanto al esquema de financiamiento- comenzó un fuerte congestionamiento vehicular en el citado punto, mismo que permanecerá por un tiempo mínimo de cuatro meses, pues eso se estima que duren los trabajos de construcción.

Se trata de un paso a desnivel deprimido que será construido solamente en el cuerpo de poniente a oriente de la avenida Leones, y para tratar de agilizar un poco la vialidad durante la construcción, se aplicará un esquema de contraflujo que consiste en habilitar de 06:00 a 16:00 dos carriles de la circulación de oriente a poniente para abastecer a la circulación de poniente a oriente, que quedará con un carril durante las obras.

Después de las 16:00 a las 6:00 horas, el flujo cambiará, es decir, de oriente a poniente recuperará sus tres carriles y el sentido contrario quedará sólo con uno.

"Además de un conflicto vial, representaba también un problema de seguridad vial por muchos vecinos que salían de este sector y bueno, pues que no existían las condiciones para ello, estamos estimando que serán cuatro meses y medio que estaremos trabajando aquí en este paso deprimido que será de tres carriles, y estaremos con esto mejorando la circulación que viven diariamente alrededor de 400 mil personas que atraviesan por este sector.

"Estamos haciendo un contraflujo por horarios de seis de la mañana a las 16:00, estamos ampliando o estamos compensando dos carriles más en la circulación de poniente a oriente, y bueno, por la tarde es que se restablecerán los carriles de circulación de oriente a poniente", comentó Arellanes.

Sin embargo, ya la inconformidad de decenas de automovilistas se dejó sentir, pues por medio de insultos, gritos o con el claxon al pasar por el lugar, reprochaban el nuevo conflicto vial que tendrán mientras se realiza la construcción.

"Ahorita porque obviamente al ver que estamos aquí pues claro que detenemos más el tráfico, pero la intención es que manejemos o que mantengamos estos tres carriles y que con ello no se vea afectada la vialidad, claro que al existir una bajada sobre todo después del puente de Leones y Pedro Infante pues sí va a costar algo de trabajo adaptarse a esta bajada o esta rampa que tienen ellos que tomar, pero ahí tenemos operativo de tránsito, y además está la señalética a partir del día de hoy para impedir que este tipo de problemas se vean agravados con los trabajos.

"Sobre todo en lo que se da esta costumbre o este acoplamiento que debe de existir por parte de quienes circulan por este sector, porque no se va a eliminar ningún carril, con este contraflujo vamos a garantizar que por la mañana los tres carriles que son actualmente los que tienen mayor carga vehicular de poniente a oriente pues continúen en este mismo número, y por la tarde se van a reintegrar a la circulación los tres carriles de Leones de oriente a poniente", explicó la alcaldesa.

Responde a regidores

En relación a la denuncia que hacen los regidores del PRI, en el sentido de que la obra de Leones y Sevilla tendrá un sobrecosto de 20 millones de pesos, y además con el esquema de financiamiento de Aportación Público Privada se elevará hasta un 130 por ciento, Margarita Arellanes declaró que no es así.

La edil dijo que el proceso fue aprobado por el Ayuntamiento, y que lo más importante es que 400 mil automovilistas se verán beneficiados con la obra en reducción de tiempo de traslados.

"No, no, no. Yo creo que aquí estamos trabajando y lo más importante es que los ciudadanos puedan recibir estos beneficios en obras que mejoren su calidad de vida", expresó.