Avalan evaluación docente y nueva ley

La armonización con la reforma educativa se aprobó con 25 votos a favor, cuatro abstenciones y un voto en contra dentro del Legislativo del estado.
La Cámara de Diputados del estado discutió en el pleno las nuevas disposiciones enviadas por el Ejecutivo.
La Cámara de Diputados del estado discutió en el pleno las nuevas disposiciones enviadas por el Ejecutivo. (Cortesía)

Pachuca

A dos días de haber ingresado a la Legislatura local, con 25 votos a favor, cuatro abstenciones y un voto en contra, el Congreso del estado aprobó la Ley de Educación para el Estado de Hidalgo enviada por el Ejecutivo estatal en la que se armoniza el sistema de impartición educativa en el estado con la reforma educativa impulsada recientemente a nivel federal y se avala el proceso de evaluación a docentes. De acuerdo con la propuesta enviada al recinto, aprobada ayer por los diputados locales, se tiene como eje central elevar la calidad de la educación que se ofrece en las escuelas por lo que desde el gobierno federal se llevó a cabo una adecuación del marco jurídico correspondiente.

Con la aprobación, el estado queda obligado a realizar evaluaciones sistemáticas y permanentes a los docentes de educación inicial y básica, y de maestros de organismos descentralizados, órganos desconcentrados y particulares que impartan educación.

Según el documento aprobado, en su Sección Cuarta relativa a la evaluación del Sistema Educativo Estatal, señala en el artículo 31: “la autoridad educativa local desarrollará la evaluación del Sistema Educativo Estatal, la cual será sistemática y permanente, aplicándose a todos los actores del proceso educativo. La evaluación que lleve a cabo la autoridad educativa local, deberá orientarse a elevar la calidad educativa; favorecer la transparencia; la rendición de cuentas; y constituirse en la base para el diseño de políticas educativas”.

También, en su artículo 33, precisa que “la autoridad educativa local tomará en cuenta los resultados de las evaluaciones desarrolladas por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, para adoptar las medidas procedentes con la finalidad de garantizar la calidad educativa y su equidad, de conformidad con la normatividad aplicable. Además, participará con dicho Instituto aplicando la evaluación correspondiente, de conformidad con las atribuciones establecidas por la ley”.

Argumentos

De acuerdo con el diputado Alfredo Bejos Nicolás, presidente de la Comisión de Educación, la ley está inspirada en la convicción de fortalecer la educación pública laica y gratuita, al dotar a las escuelas de mayores capacidades de autonomía de gestión, “por lo que la autoridad deberá proporcionar recursos indispensables para la realización de sus funciones”.

“La presente Ley expresa la obligación del gobierno estatal de impartir educación en los niveles preescolar, primaria y secundaria, preservando la facultad del Ejecutivo Federal para determinar los planes y programas de estudio en la educación básica, y por las reformas aludidas, la obligatoriedad de la educación media superior”, precisó.

La votación

Mientras la fracción parlamentaria del PRI hizo uso de su votación mayoritaria, los grupos legislativos del Panal y el PRD votaron de manera dividida en la aprobación de la ley.

María Eugenia Muñoz Espinoza, Sandra Hernández Barrera y J. Dolores López Guzmán del Panal, se abstuvieron de votar la ley. En tanto, su compañero de fracción, Víctor Trejo Carpio votó a favor.

Por su parte, en el grupo legislativo del PRD, el coordinador de la bancada, Celestino Ábrego Escalante votó a favor; Imelda Cuellar Cano se abstuvo y Luciano Cornejo Barrera votó en contra.

De acuerdo con los legisladores que expusieron la ley desde el Pleno del Congreso, la Ley de Educación para el Estado de Hidalgo se armoniza con la reforma educativa impulsada por el gobierno federal.

Nueva alianza

En tanto, la diputada Sandra Hernández Barrera, criticó que se hayan tenido sólo dos horas para analizar la ley dentro de la Comisión de Educación. “Se impone una evaluación que no considera los parámetros de la vida magisterial de la entidad”, atizó.

La legisladora dijo que la ley no contempla la solución a los problemas existentes en los centros escolares sobre los servicios básicos. Recordó que tan sólo en el 2011 en Hidalgo la falta de agua potable se presentó en 272 planteles, “que no se encuentran conectados a la red, de la cual toman los niñas y niños en dichas escuelas”.

Subrayó que tan solo 129 escuelas primarias de Hidalgo carecen de energía eléctrica, lo que les impide realizar sus actividades a través del uso de tecnologías, “situación que los pone en desventaja en relación a otros planteles”.