Avala Congreso que el Ejecutivo retenga ministraciones en caso de incumplimiento

Lo anterior por morosidad en el pago de derechos y aprovechamiento por concepto de agua y descargas de aguas negras ante la Conagua.

Tlaxcala

Por mayoría de votos, el Congreso Local, aprobó reformas al Código Financiero para el Estado de Tlaxcala, mediante las cuales le otorga facultades a la actual administración para retener ministraciones a los municipios, en caso de que incumpla con el pago de derechos y descargas de aguas residuales por más de 90 días.

Y es que la Comisión de Puntos Constitucionales, Gobernación Justicia y Asuntos Políticos, analizó la propuesta enviada por el gobernador Mariano González Zarur, en la cual propone reformas a los artículos 295, 523, 523 A, 523 B y derogar el 523.

En sesión pública, la presidenta de la misma comisión, Angélica Zárate Flores dio a conocer que el pasado 29 de marzo algunos alcaldes de la entidad, como el de Huamantla, Xicohtzinco, Texoloc, Nopalucan, Cuapiaxtla, entre otros, propusieron reformas a este ordenamiento.

Del mismo modo, dio a conocer que los mismos presidentes municipales jamás presentaron propuestas en concreto, pero hicieron mención que los recursos son insuficientes para poder cubrir este adeudo que enfrentan con el gobierno federal.

Por ello, agregó que se procedió a realizar un análisis minucioso derivado de la propuesta plantada y que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, decidió condonar los adeudos que los municipios enfrentan con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Citó que por lo menos 27 de los 60 alcaldes tlaxcaltecas solicitaron dichas modificaciones al citado código, por lo que el pasado once de abril, el gobernador propuso reformar los numarales -antes mencionados- basado en principios rectores como el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016.

La legisladora especificó que el mandatario planteó realizar dicha modificación para los municipios estén en condiciones de acceder a los beneficios establecidos en la Ley de Coordinación Fiscal conforme a las recientes reformas aprobadas por el Congreso de la Unión.

Dentro de la propuesta establecida por el Ejecutivo Estatal, se encuentra que en caso de incumpliendo por parte de los municipios a sus obligaciones de pago de derechos y aprovechamiento por concepto de agua y descargas de aguas residuales la Conagua podrá solicitar la retención y pago del adeudo con cargo a los recursos.

En este tenor, la diputada del PRD, Eréndira Montiel Jiménez, indicó que dicha reforma podría contravenir la autonomía de los municipios que marca que los mismos son libres de manejar su hacienda local; tal reclamo fue respaldado sólo por Santiago Sesín Maldonado.

Ahí, el diputado local ddl PVEM, Jaime Piñón Valdivia, externó que la deuda de los municipios tlaxcaltecas ascienden a cinco mil millones de pesos ante la Conagua, derivado de dicho concepto, por lo que esta nueva medida ayudará a las comunas a regularizarse.

En el transcurso de la misma sesión, se reveló que tan sólo el municipio de Huamantla, enfrenta pasivos por mil 500 millones de pesos, y por ello, esta reforma permitirá sanear las finanzas del ayuntamiento tal y como lo propuso el edil Alejandro Aguilar López.

Finalmente, la propuesta enviada por el Ejecutivo Estatal fue avalada por la fracción del PAN, instituto político que gobierna más del 50 por ciento de los tlaxcaltecas y desde luego, los ayuntamientos más importantes como Apizaco, Huamantla, Zacatelco, Calpulalpan y la capital.