Gobierno despiadado con decomiso: ciudadanos

Joel y Osvaldo señalan que no están dispuestos a pagar alrededor de 15 mil pesos por la regularización de sus unidades, pues los dejará sin dinero. Se arriesgan día a día a que se los quiten.
Espera que la organización Fedepafa a la que están afiliados les ayude con la regularización.
Espera que la organización Fedepafa a la que están afiliados les ayude con la regularización. (Armando Moreno)

Torreón, Coahuila

"Vivo al día, mi camioneta es mi herramienta de trabajo y la adquirí con mucho sacrificio para que el gobierno inconsciente me la quite por no pagar una importación se me hace injusto", fue lo que dijo Joel Hernández Gutiérrez de 29 años, quien es comerciante de venta de tacos.

Es propietario de una camioneta ilegal marca Mazda color verde, modelo 1994, la cual la compró en 30 mil pesos en abril del año 2012.

Dijo que por la importación de su camioneta pagaría alrededor de 15 mil pesos, precio que no sería factible, ya que actualmente su vehículo está evaluado en 20 mil, por lo que mejor esperaría a una solicitud de regularización por parte del gobierno federal.

"Sigo arriesgándome todos los días a expensas de que no me quiten mi camioneta, en los operativos despiadados que monta el gobierno estatal que se efectúan sin sentido común", enfatizó Joel Hernández.

Añadió que no pierde las esperanzas de que la organización Fedepafa, a la que pertenece, logre la regularización.

El afectado es padre de dos hijas, una de 12 y de 6 años de edad, a las cuales las traslada a la escuela en esta camioneta.

Por su parte, Osvaldo Galván Salcedo de 43 años, propietario de un Ford Focus rojo 2002, de procedencia extrajera y es agremiado de Fedepafa, explicó que tuvo que inmovilizar su vehículo desde hace dos meses, ya que tiene temor que se lo decomise el gobierno estatal por no comprobar su estancia legal en el país.

Destacó que le refleja un impacto económico de más de 500 pesos diarios en el pago de transportación, ya que cubre la necesidad de sus tres hijos y su esposa.

Comentó que su vehículo lo adquirió en 25 mil pesos y pagar una importación de 12 mil pesos, ya no le es rentable.

También dijo que esperaría una regularización, ya que pagaría entre 3 a 5 mil pesos.

"Mi vehículo en la actualidad está evaluado en 8 mil pesos y pagar la importación a ese precio me llevaría a la quiebra", dijo.

Aseveró que el gobierno estatal no da tregua para buscar una solución viable a este problema social.