Autoridades se quedan lejos en rendir cuentas

Sólo los ayuntamientos del área metropolitana de Monterrey llevan un avance para la homologación de la llamada contabilidad gubernamental; NL la ha completado.
San Pedro Garza García es de los municipios con mayor avance en cuanto a cumplimiento.
San Pedro Garza García es de los municipios con mayor avance en cuanto a cumplimiento. (Archivo)

Monterrey

Aun cuando el Gobierno de Nuevo León ha completado los criterios de homologación de contabilidad gubernamental, y los municipios del área metropolitana de Monterrey tienen apenas un avance marginal, en rendición de cuentas sigue siendo una asignatura pendiente y lejana para concretarse en el corto plazo.

El cumplimiento de los criterios de la Ley de Contabilidad Gubernamental está sólo a nivel de municipios del área metropolitana, los no metropolitanos llevan sus finanzas públicas con una base mínima.

Carlos González Barragán, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) señaló que San Pedro Garza García es de los municipios con mayor avance en cuanto cumplimiento de lo que marca la Ley de Contabilidad Gubernamental.

Pero indicó que la información a pesar de que está en el portal de internet del Gobierno de San Pedro Garza García, ésta no es tan visible, hay que escudriñar bastante bien la página de internet para encontrar la información, y una vez que se da con ella ésta es solamente accesible para personas con dominio en finanzas públicas e incluso especializada en tema contable.

“Está a nivel de conocimientos de un contador, no está tan fácil de entender para un ciudadano promedio”, dijo González Barragán.

Además de San Pedro hay dos o tres ayuntamientos del área metropolitana de Nuevo León que ya reportan información cercana a lo que estipula la Ley de Contabilidad Gubernamental.

En rendición de cuentas, González Barragán calificó a los ayuntamientos del área metropolitana de Monterrey con un 4.

Expone que la diferencia entre transparencia y rendición de cuentas, radica en que transparencia es que esté todo disponible y accesible, mientras que rendición de cuentas va más allá refiere a que se reporte lo que hicieron con los recursos económicos.

De acuerdo a lo que establece la armonización contable ésta debe incluir un sistema de contabilidad que permita presentar información devengada, es decir, no solamente lo que entra y sale en los municipios sino todos los compromisos financieros que ya se han adquirido, además de tener en tiempo real información financiera sobre el ejercicio de los ingresos, gastos y finanzas.

Los portales de los ayuntamientos y del gobierno estatal están llenos de información, pero la utilidad para la gestión es sumamente limitada, señaló el experto en finanzas públicas.

Consideró que los municipios del área metropolitana de Monterrey tienen un avance de 6, esto tomando como base una escala del 1 al 10 –donde 10 es lo más alto- este es el nivel de avances de homologación de su contabilidad gubernamental.

Sin embargo, apuntó que esto no quiere decir que Nuevo León y sus municipios estén reprobados, porque en comparación a otras entidades, estamos mucho mejor, indicó que lo que resta es concluir el proceso y una vez obtenido esto realizar esfuerzos en el tema de rendición de cuentas.

El especialista en finanzas públicas dijo que el plazo para cumplir con los lineamientos contables ya se venció el pasado 31 de diciembre 2013 tanto para Estados como municipios.

“La ley marcaba como un plazo fatal el 31 de diciembre del 2013 para los ayuntamientos que emitieran información periódica de acuerdo a los nuevos lineamientos de contabilidad gubernamental”, enfatizó González Barragán.

El resto de los ayuntamientos, no se ve que estén reportando como obligaría la nueva armonización contable, todavía se está en la fase de una contabilidad base efectivo basta meterse a las cuentas públicas de la gran mayoría de los municipios para ver que no se está cumpliendo con los parámetros de armonización contable.

“Ya estamos más allá del plazo, creo que en cierta forma es bueno que no se haya dado una prórroga explícita, más bien se dio una prórroga de facto, porque si se da la prórroga explícita lo único que se hace es mandar los problemas más adelante”, puntualizó el experto en finanzas públicas.

Pese al no cumplimiento por parte de los ayuntamientos, el directivo del CIEP consideró que no es nada sencillo lo que demanda la Ley de Contabilidad Gubernamental.