Autoridades no facilitan la importación de vehículos

Integrantes de la Onapafa refieren que los candados para que las familias adquieran un automóvil americano cada vez son más severos, orillando a utilizar solo el transporte público.

Ciudad Victoria

En vez de facilitar la nacionalización de vehículos americanos, las autoridades mexicanas están complicando la importación, se quejo el presidente de la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar (Onapafa), Benito Villela Sáenz.

Además de que las dependencias federales están exigiendo una serie de requisitos, los costos por importación no han bajado y, ahora con la nueva normatividad los interesados en comprar una unidad americana, tienen que gastar más.

"La Secretaría de Economía nos pide un certificado de origen lo cual implica que el propietario de un vehículo americano que quiera nacionalizarlo tiene que acudir a la planta armadora en Estados Unidos o Canadá para que esta compañía les extienda un documento en donde diga que ese vehículo fue fabricado en tal o cual compañía".

Consideró estas acciones como candados para erradicar la importación de autos americanos al país, pues además se tiene que pagar entre 16 a 23 mil pesos para nacionalizar un vehículo, además de otras inspecciones federales.

"Otras dependencias como la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnat), también solicita al interesado remitir la unidad para realizar una inspección y así acreditar un certificado de emisión de gases contaminante".

Estas medidas, apuntó, únicamente están orillando a que el trabajador termine usando únicamente transporte público, pues difícilmente podrán adquirir una unidad nacional y menos de reciente modelo.

"El nivel de la economía familiar no es suficiente para adquirir vehículo nuevos en las agencias, esta es la única alternativa que tenemos las familias obreras para adquirir una unidad que nos transporte", puntualizo.