Autoridad electoral de la CdMx detecta 18 conflictos por límites

Hay gente que se "adhiere" a un municipio o delegación por la calidad de los servicios.
Participantes en el foro organizado por el IEDF.
Participantes en el foro organizado por el IEDF. (Especial)

México

Rumbo a la definición de la nueva división territorial de la capital del país, el Instituto Electoral local informó que tiene registrados 18 problemas relacionadas con límites territoriales, 14 locales y cuatro  con el Estado de México.

La directora ejecutiva de Organización y Geoestadística Electoral, Delia del Toro López, señaló que los casos relacionados con el territorio mexiquense son Bosque de las Lomas, entre Miguel Hidalgo y Huixquilucan; Conjunto Trianón La Retama, ubicado entre Cuajimalpa y Huixquilucan; Campo Militar, entre Miguel Hidalgo y Naucalpan, y Lázaro Cárdenas, entre Gustavo A. Madero y Tlalnepantla.

Por ello, dijo que es importante que se aproveche esta oportunidad para escuchar y atender las demandas o reclamos de los habitantes, principalmente de demarcaciones como Xochimilco, Tláhuac y Tlalpan.

“Se debe integrar un grupo multidiciplinario conformado por  actores sociales e instituciones que beneficien a la población. Es una oportunidad para trabajar con la gente, ir a campo y preguntar; el Constituyente nos da esa posibilidad”, señaló.

Durante el segundo día de trabajos del foro “Elementos técnicos para la definición de una nueva geografía política y electoral de la Ciudad de México”, el vocal del Registro Federal de Electores de la Junta Local Ejecutiva del Estado de México, Rubén Pérez,  afirmó que se debe hacer uso de nuevas tecnologías para establecer límites en las demarcaciones y los estados vecinos.

Asimismo, detalló que las autoridades electorales (INE o IEDF) no definen los límites; su única responsabilidad es coadyuvar para actualizar la cartografía.

La consejera electoral Gabriela Williams recordó que hay ciudadanos que prefieren pertenecer a un municipio o delegación, derivado de los mejores servicios o preferencia a un partido político, por lo que se debe trabajar en un consenso con las autoridades correspondientes.

En tanto, con el objetivo de desarrollar una adecuada división geográfica de la Ciudad de México, los integrantes de la Asamblea Constituyente y las autoridades locales deben comenzar a realizar un padrón de los pueblos y barrios originarios que existen en la capital,  señalaron expertos y académicos.

Aseguraron que las demarcaciones tienen como prioridad una “visión social y económica”, y con ello se han olvidado de los aspectos culturales y étnicos.

“Sería catastrófico que los constituyentes no tomaran en cuenta la enorme riqueza existente en la ciudad. Los pueblos originarios poseen zonas de reserva que pueden ayudarnos a sobrevivir.

“Debemos ser sus aliados para defender lo que nos queda de bosques y agua”, expuso Iván Gómez César, profesor  de investigación de la UACM.

Al encabezar la ceremonia de clausura, la consejera electoral Olga González explicó al grupo redactor de la Constitución la importancia de que las demarcaciones tengan entre 300 y 500 mil habitantes para garantizar su gobernabilidad y administración, algo que ha funcionado en ciudades de Estados Unidos y Europa.

También se planteó la necesidad de que la autoridad electoral local y nacional logre un nuevo esquema de distritación, el cual considere avances en modelos matemáticos aplicados y planeación estratégica para lograr un óptimo balance de representatividad.