Ausencia en el prepago retrasa reordenamiento

El oriente y sur dejan mucho que desear, pues a algunos se les hace fácil improvisar vehículos y prestar el servicio colectivo, advirtió el subsecretario del ramo, quien dijo que van con todo en ...
En las detenciones no se fijarán “si pertenecen a un actor político u organización”, dijo el funcionario estatal.
En las detenciones no se fijarán “si pertenecen a un actor político u organización”, dijo el funcionario estatal. (Enrique Hernández)

Naucalpan

El reordenamiento del transporte público de pasajeros no se ha podido concluir, no solo por las unidades llamadas "piratas" que representan una competencia desleal para los concesionarios, sino por la falta de la instrumentación de tarjetas de prepago, tarifa plana y la explotación de los derroteros a través de una sola empresa, pues marañas de automotores saturan las vialidades de la región, afirmó el gerente del transporte de la organización civil El Poder del

Consumidor, Gerardo Moncada.

"Algunas unidades están fuera de norma por la falta de tarjetón, de licencia y concesión, y esas deberán salir de circulación", detalló a su vez el subsecretario operativo de Transporte, Edmundo Rafael Ranero Barrera.

Este problema se agudiza en la zona oriente y sur del Estado de México, que son las que dejan mucho que desear, pues para algunos se les hace fácil improvisar cualquier tipo de vehículo y ponerse a prestar el servicio colectivo, explicó el subsecretario de la Secretaría de Transporte.

De un total de 150 mil unidades que integran el parque vehicular del sistema público de pasajeros, alrededor de 30 por ciento presta el servicio de manera irregular, detalló.

"Ya iniciamos una limpia muy fuerte de irregulares sin fijarnos si pertenecen a un actor político o a una organización, no importa quién sea, vamos a erradicar la operación de unidades de pasajeros en el Estado de México", insistió.

Muchas de las unidades ya cumplieron su tiempo de vida útil y las que están en servicio público deben ser modelos 2004 en adelante, "las demás van para afuera", advirtió.

En el primer semestre de 2013 fueron retenidas 3 mil unidades, comentó y reconoció que la cifra es muy baja considerando que son más de 45 mil fuera de norma.

Los infractores son sancionados con multas que van de 500 a mil días de salario mínimo y si liberan las unidades reciben la advertencia que no deben dar el servicio público de pasajeros.

Las políticas públicas orientadas al reordenamiento del sector se han complicado debido al rezago de más de tres décadas que prevalece y aunque se ha avanzado en la conformación de asociaciones mercantiles para ordenar un padrón de operadores, las unidades irregulares pululan en el territorio mexiquense, afirmó el especialista en transporte de la organización civil El Poder del Consumidor, Gerardo Moncada.

Ejemplificó que mientras existen rutas sumamente saturadas como son las que circulan por la avenida Periférico y las principales arterias, existen zonas, sobre todo en las periferias, donde no hay transporte que llegue.