Aumento de actividad del Popocatépetl no debe alarmar: Cupreder

Ayer el volcán presentó cuatro exhalaciones, dos sismos internos e incandescencia en su cráter, sin embargo el semáforo de alerta se mantiene en Amarillo fase 2
El volcán Popocatépetl nevado
El volcán Popocatépetl nevado. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Pese al aumento de actividad que ayer presentó el volcán Popocatépetl: una columna constante de agua y gas, eventos explosivos por la madrugada y una incandescencia que se pudo observar desde la ciudad de Puebla, no debe generarse alarma alguna, aseguró Carlos Tovar González, investigador del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder) de la BUAP.

"De acuerdo al informe del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), el volcán presentó en un día cuatro exhalaciones y dos sismos; actividades normales en un volcán activo como éste, por lo que el semáforo de alerta sigue en Amarillo fase 2", indicó Tovar González.

Agregó que no se debe alarmar a la población: "sugiero estar al pendiente de lo que el Cenapred informe, pues en el caso de que el Popocatépetl tenga un evento importante, ellos informarán al respecto".

El Investigador comentó que la inquietud se generó luego de que los habitantes de comunidades cercanas al volcán se percataran de una columna constante de agua y gas durante mucho tiempo; "fue una actividad que no se había presentado con tales condiciones".

Agregó que "hasta el momento no hay una condición de alarma pero conviene estar al pendiente pues se ha visto incandescencia en el cráter las últimas tres semanas. Con estas actividades se puede determinar que el volcán es activo y que por el momento está en una etapa de reposo".

Sobre las actividades sísmicas vulcanotectónicas, Tovar González explicó que es común detectarlas: "la actividad interna del Popocatépetl está monitoreada por el Cenapred, dependencia que emite los reportes en caso de que haya un evento importante".

El Cenapred ha emitido reportes todos los días sobre esta actividad de la que no se ha presentado algún informe científico anexo. El Investigador explicó que los tremores o sismos volcanotectónicos, no son más que actividades características de este tipo de volcanes activos.

Los sismómetros son dispositivos para detectar movimiento tectónicos dentro de lo volcanes, de su chimenea. Estos sismos se comienzan a identificar cuando se filtra material magmático sobre el conducto principal del volcán; "hay un desprendimiento de material que está subiendo y por eso se pueden ver", finalizó.