Muestran funcionalidad de traje espacial ruso

Fue durante la conferencia que impartió el director de Divulgación de la Ciencia y Tecnología Espacial, de la Agencia Espacial Mexicana en el Teatro Nazas, dentro de las actividades de 'Aula Milenio'.

Torreón, Coahuila

El director de Divulgación de la Ciencia y Tecnología Espacial, de la Agencia Espacial Mexicana, Mario M. Arreola Santander, impartió la conferencia magistral titulada "Tengo un traje espacial, puedo viajar", explicó que el traje espacial que se mostró en el Teatro Nazas es ruso y está en préstamo para la Agencia Aeroespacial Mexicana, el astronauta que lo usó en el espacio fue Chris Hadfield, el primer canadiense en viajar al espacio.

Mario Arreola informó que es un traje que usan los astronautas o cosmonautas soviéticos, cuando suben a la estación espacial MIR con las naves soviéticas. Es un traje tipo sokol que en ruso significa Halcón, usado por todos los tripulantes de la nave espacial Soyuz.

"Para entrar al traje se bajan los cierres, se mete el astronauta como si se tratara de una funda, el traje cuenta con correas que se ajustan a la anatomía del astronauta".

Explicó que el traje tiene alimentación de aire y oxígeno a través de las distintas mangueras que lo conforman, es un traje que tiene presión que es regulado por un dispositivo que está integrado en el mismo.

Está conformado por dos capas, una interna y otra externa. La interna sirve para evitar que el aire y el oxígeno se escape, mientras el exterior sirve de protección a la capa interna que en su mayoría está hecha de nylon.

"Los guantes y la visera se levantan, son las únicas partes del traje que se desprenden. Para entrar al traje se bajan los cierres, se mete el astronauta como si se tratara de una funda, el traje cuenta con correas que se ajustan a la anatomía del astronauta".

Mario Arreola hizo énfasis en los cables que sobresalen del traje espacial, uno de ellos sirve para monitorear las señales biométricas del astronauta, mientras el otro cable sirve para las comunicaciones.

Hay un medidor de presión del traje en el brazo izquierda y en el derecho se coloca un espejo para poder ver fuera de su campo de visión. Durante la re-entrada, un altímetro situado en la muñeca otorga una comprobación inmediata para regular la presión de la cabina (durante la última fase de aterrizaje la cabina se abre al aire exterior).

Los cosmonautas, además, pueden llevar un reloj de pulsera sujetado por un elástico en vez de las tradicionales correas para ajustarse a los guantes.

Los trajes pesan alrededor de 10 kg y son descritos por los cosmonautas como un estorbo considerable cuando se usan en la tierra. A pesar de ello, están destinados a ser usados ​​para un máximo de 30 horas en un ambiente presurizado o dos horas en el vacío.

Fue introducido en 1973 y es descrito por sus creadores como un traje de rescate y no puede ser utilizado fuera de la nave en una caminata espacial.

Su función concreta es mantener a los tripulantes con vida en caso de despresurización accidental de la nave. En este sentido, es similar al traje ACES usado ​​a bordo del transbordador espacial de la NASA durante el despegue y el aterrizaje.

¿QUÉ LE PASA AL CUERPO HUMANO EN EL ESPACIO?

Sufre atrofia muscular, es un término médico que se refiere a la disminución del tamaño del músculo, perdiendo fuerza debido a la relación con su masa. Afecta a las células nerviosas de los músculos esqueléticos, generando parálisis.

Deterioro del esqueleto humano, el metabolismo de los huesos también cambia. Normalmente, el hueso se establece en la dirección de la tensión, sin embargo, en un ambiente de microgravedad hay muy poca tensión. Esto resulta en una pérdida de tejido de los huesos, aproximadamente 1.5% al mes, especialmente en las vértebras bajas, cadera y fémur

Alteración de la visión, con la ingravidez se aumenta la cantidad de fluidos en la parte superior del cuerpo, los astronautas experimentan presión intracraneal.

Disminución en la creación de eritrocitos, también llamados glóbulos rojos, son los elementos más numerosos que conforman la sangre. La hemoglobina es uno de sus principales componentes, su función es transportar el oxígeno hacia los diferentes tejidos del cuerpo.

La redistribución de fluidos, otro efecto de la ingravidez toma lugar en los fluidos humanos. El cuerpo está hecho de 60% de agua, mucha de ella intra-vascular e intra-celular.

Unos momentos después de exponerse en un ambiente de microgravedad, los fluidos son inmediatamente redistribuidos a la parte superior del cuerpo resultando en un daño a las venas del cuello, cara hinchada y congestión nasal que puede permanecer durante todo el viaje

Alteración de la visión, con la ingravidez se aumenta la cantidad de fluidos en la parte superior del cuerpo, los astronautas experimentan presión intracraneal. Esto parece aumentar la presión detrás de los ojos, afectando su forma y apretando ligeramente el nervio óptico.

Alteración del gusto, otro efecto de la ingravidez en humanos ha sido reportado por algunos astronautas, quienes sufren un cambio en el sentido del gusto cuando se encuentran en el espacio. Además de la disminución de funciones del aparato circulatorio y debilitamiento del sistema inmunológico