Asunto del pasado resultados de auditoría a Simas

El alcalde de Torreón, Miguel Riquelme, aseguró que el Tesorero del Ayuntamiento tendrá bajo la lupa a los funcionarios del sistema.

Torreón, Coahuila

Respecto al desorden financiero detectado en la auditoría del ejercicio 2011 del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (Simas), el alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme, comentó que no se pueden esconder las cosas, pero el asunto ya es pasado.

Aseguró que el Tesorero del Ayuntamiento, Enrique Mota Barragán, tendrá bajo la lupa a los funcionarios de Simas.

Dijo que el Consejo de la paramunicipal hizo su mejor esfuerzo durante mucho tiempo. Sin embargo el sistema fue opaco y no había autoridad que les diera la facultad real de administrar, por lo que no se les puede pedir una responsabilidad.

Lo anterior, cuando actualmente le está dando la facultad de administrar al Consejo, a tal grado que renunció a presidir el organismo y ellos tendrán que demostrar lo que pueden hacer.

Las revisiones que se hagan en su administración van a "ser ejemplares", ya que se han estado tomando acciones sin precedentes que indican que las cosas no estaban bien, como la reducción de la nómina con el despido de más de 120 empleados.

Anunció que cada cuenta pública del sistema será auditada con un despacho externo y llevará un control estricto en el sistema operador que se va a notar en corto plazo en la calidad de los servicios.

Se llevará a cabo una reducción en el número de las gerencias que permitirá un mayor ahorro y eficiencia al interior, al tener una mejor sectorización de los servicios.

Finalmente, habló de que se implementarán equipos más modernos que ahorran energía y que se comprarán vehículos.