ENTREVISTA | POR CRISTINA GÓMEZ

Miguel Salman Álvarez Auditor Superior del Estado

Luego de que el Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal señalara que el mayor riesgo que se enfrenta es la falta de independencia y autonomía de los órganos de fiscalización en los estados, el titular de la ASE dijo que en Tamaulipas no se da esa situación y está dispuesto a que se revise su labor.

“Auditor superior federal es injusto al descalificar”

Miguel Salman Álvarez, Auditor Superior del Estado
Miguel Salman Álvarez, Auditor Superior del Estado (Cortesía)

Tampico

El Auditor Superior del Estado, Miguel Salman Álvarez, estimó que es injusta lo que considera fue una descalificación del Auditor Superior de la Federación (ASF) al trabajo de los órganos de fiscalización en las entidades. 

En entrevista exclusiva para Milenio Tamaulipas, dijo que en Tamaulipas sí hay autonomía e independencia en la revisión de cuentas públicas, y que él está dispuesto a que se revise su trabajo.

Y es que cuando compareció ante la Cámara de Diputados para entregar los resultados de la revisión de la cuenta pública 2012, Juan Manuel Portal Martínez hizo señalamientos en torno al desempeño de las Auditorías estatales.

El funcionario federal, dijo que la falta de aplicación al principio de anualidad de los fondos, propicia importantes subejercicios y desviaciones de recursos federales en los estados. Problemática que, aseveró, se ve influenciada por la debilidad de las finanzas estatales y municipales, como pretexto para utilizar dinero etiquetado, en fines distintos.

Sostuvo que hay precarios contrapesos en la rendición de cuentas públicas estatales y que el mayor riesgo es la falta de independencia y autonomía de los entes fiscalizadores locales.Juan Manuel Portal agregó que los precarios equilibrios políticos a nivel estatal, contribuyen a hacer más compleja la gestión de estas entidades. 

En ese contexto, destacó que esto se hace evidente al comparar los resultados de la revisión a la cuenta pública 2012, en donde con un total de 399 auditorías, la ASF determinó recuperaciones por un monto de 10,915.8 millones de pesos. 

Dijo que para la misma cuenta pública, las 32 Entidades de Fiscalización Superior Locales (EFSL) realizaron un total de 1,958 auditorías al gasto federalizado (5 veces más que las practicadas por la ASF) y determinaron recuperaciones por 509 millones de pesos (21 veces menor que lo establecido por la ASF).

Al respecto, Miguel Salman dijo que se compara manzanas con aguacates y que fue injusto lo expresado por Juan Manuel Portal.

¿Cómo anda la Auditoría Superior del Estado en sus revisiones?

Somos casi socios con la ASF, pero nuestro universo de revisión es más pequeño, pero trabajamos conjuntamente con ellos, nos piden que hagamos auditorías para ellos.Por ejemplo, hay tres fondos que es lo más fuerte, el FAEB en educación básica, el de salud que es el FASA  y el otro que son los recursos del Seguro Popular, esos tres siempre los revisan ellos directamente, pero nosotros también participamos porque les hacemos lo que se llama una auditoría complementaria.    

¿En qué consiste?

Nos piden cosas específicas, por ejemplo el año anterior nos pidieron revisar la plantilla de maestros de 120 escuelas, reportamos todo. Luego de ahí viene otro tema que son los tiempos, nosotros entregamos  aquí las cuentas públicas en abril a más tardar y yo tengo hasta el 30 de noviembre para informarle a la comisión de los resultados de la revisión que hicimos nosotros. Entonces yo no puedo informar cosas que están más allá del 25 de noviembre porque yo tengo que hacer un corte para poderles informar a ellos.

Nosotros trabajamos para la comisión y la ASF tiene hasta el 20 de febrero para informarle a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados. Si nosotros en los entes que estamos revisando, sabemos que aunque los hubiéramos revisado nosotros o aunque los revisara directamente la ASF, para el 30 de noviembre no hay resultados todavía, hay procesos de aclaración, de búsqueda, entonces, ¿qué hacemos nosotros?, usamos pruebas selectivas, utilizamos procedimientos que finalmente son los mismos de la ASF, hacemos nuestro trabajo, hacemos observaciones, nos las aclaran o no y luego el 30 de noviembre yo les tengo que decir a ellos, mira, yo ya acabé, aquí está lo que me solventaron y lo que no pues acá está, hicimos tantas recomendaciones, tantas observaciones y te aviso, sin saber el resultado que va a haber ahí.

Yo les digo que lo que encontré está suficientemente soportable como para que yo diga no encontré, o lo que encontré ya se solventó, lo firmo, se los paso y ellos en la comisión valoran el informe, si quieren lo revisan y si no, no. Todos vamos montados en la misma salvedad. Ahora, lo que pueda venir no quita que la cuenta esté aprobada o no, no es motivo para que si la ASF encuentra algo no le tengan que responder, tenga la plena seguridad.

Tampoco es motivo de que si más adelante hay una denuncia de algo, no podamos abrirla, no vamos a reabrir toda la cuenta otra vez, sino a investigar hechos concretos. En cierto modo es irrelevante si está aprobado o no el ejercicio, porque no quiere decir que no se pueda proceder y ahí tenemos por ejemplo el caso de Tula que estamos viendo. 

Los ex alcaldes salieron con observaciones con montos de 150 millones de pesos, en el manejo de programas federalizados.

Altamira por ejemplo, lo revisaron ellos, viene con salvedad y dice que ya le reintegraron 2.4 millones de pesos y tan tan.

¿Ahí muere? 

Ahí muere y no, porque todavía falta ver en el texto del documento las recomendaciones, por ejemplo, que la Sedesol no mandó a tiempo el dinero y le finca la ASF responsabilidad por no haber dado a tiempo el dinero, entonces como que la ASF avienta para todos lados ¿y qué pasa con Altamira?, había que ver lo que no es dinero nada más.

Ya nos pidió la ASF que nos metiéramos a revisar eso, nos acaba de solicitar que todas las recomendaciones que ellos hicieron chequemos si es cierto que las están cumpliendo.

Tengo un oficio donde me pide dar seguimiento a las nueve auditorías solicitadas por ellos, otro donde pide seguimiento a cinco auditorías realizadas en forma directa al gobierno del estado y otro para Altamira, Nuevo Laredo, Reynosa, aquí están todos y nos están pidiendo que les demos seguimiento.

Agregaron este año una columna que se llama por aclarar, porque de ninguna manera hay prueba que se cometió algo malo, creemos que hay algo malo y decimos a ver ven y acláralo, esto por aclarar se puede convertir en nada o se puede hacer reintegro.

¿De qué depende el probable? De las pruebas que presenten los actuales alcaldes.

¿Los actuales presidentes municipales tienen que justificar el dinero usado por sus antecesores?

Sí porque ellos tienen los archivos de lo que vamos a revisar. La falta se toma en cuenta de acuerdo al momento en que se cometió.

¿Entonces los ex alcaldes están en manos de sus sucesores?

Usted lo dijo, yo no. ¿Sabe qué pasa?, es como la Auditoría Fiscal, cae a una S.A. de C.V. y se entiende con el gerente o representante legal en turno.

¿Y qué tanta respuesta puede haber  en aclarar lo que no ejercieron ellos?

De los actuales, quién sabe porque apenas los vamos a calar.

¿Pero qué se puede esperar?

Yo le diré una razón de orden práctico, vamos a suponer que los  2 millones de pesos observados de Matamoros, si la actual administración no se preocupa por ir a aclarar esto, ¿qué va a pasar?, los va a tener que poner de su presupuesto. No todas las observaciones implican que alguien se robó algo, a veces no hay dinero para pagar a los trabajadores y toman por ejemplo del Fondo de Infraestructura, lo reintegra luego con intereses y tan tan, se acabó.

¿Y qué pasa con los subejercicios?

Creo que por ahí se ha malentendido, hay fondos que no se alcanzan a gastar durante el año y queda un saldo y entonces bajo el principio de anualidad que está en la Constitución, tanto la ASF como nosotros decimos oye te lo tenías que haber gastado antes del 31 de diciembre, sin embargo, las reglas de operación del fondo que son federales, no lo dice así. Observamos un caso como de 30 millones en Nuevo Laredo, del Fortamun, ¿qué pasa?, yo como auditor digo vamos a ver si los tiene en el banco.

¿Y a veces no llegan a tiempo los recursos?

A veces no llegan a tiempo los recursos y a veces los procedimientos de licitación son un poco tardados y llega la ASF en abril y detecta que esos 30 millones no te los gastaste pero están en el banco, entonces pide que se compruebe que ahí están, pero eso queda como por aclarar, porque no hay una falta, falta sería que no esté la lana en el banco.

Lo que pasó es que se ejerció el recurso hasta después de abril. No hay a priori una falta sino un desfase en la lana. Pero si esos 30 millones no estuvieran en una cuenta bancaria, ya estarían en probables recuperaciones y ese es un paso antes del reintegro. 

¿Y se comprueban también los intereses generados?¿No se jinetean?

Lo primero que nosotros vemos es si se gastó en el fondo o no. No estoy defendiendo, estoy poniendo un ejemplo, porque ellos se tienen que defender allá con la ASF.

Si se los gastó en el fondo, compruébales a ellos, ahora, cuál es el caso de los intereses, tienen una cuenta especial que se llama Fortamun 2012, que por norma esa cuenta debe generar productos que deben aplicarse al fin del programa y entonces no es el caso que los agarró y no los ha reintegrado, por que los tendría que pagar los intereses el municipio.   

¿Cuál es la radiografía del rezago de cuentas públicas en Tamaulipas?

Estamos con el firme propósito de ver que este año pudiéramos deshacernos de todo el rezago que hay. Hay cuatro municipios que no presentaron cuenta pública de 2012, son Tula, San Nicolás, Palmillas y Burgos, debían presentarla en abril del 2013. Tula la acaba de presentar en febrero, pero los otros sigue siendo un enigma si la van a presentar o no.

En la revisión de la ASF, donde participamos nosotros, Tula tiene observados 9 y pico millones de pesos, están los cheques emitidos, pero no la documentación comprobatoria y vamos a ver en qué se gastó ese dinero. 

El año pasado sancionamos a 57 servidores públicos por un total de 749 mil pesos por no entregar a tiempo las cuentas públicas, seguramente ahí está el ex alcalde de Tula, el químico Lara. 

¿Qué hay con las cuentas de Francisco García Cabeza de Vaca?

Hay ocho cuentas del ex presidente municipal que corresponden a periodos 2005 y 2006 y aparte 14 de Comapa de Reynosa, son un total de 22.

¿Cuándo van a dictaminar?

Este año tendría que ser, a más tardar el 30 de noviembre.

Por otra parte, del 2012 tenemos aún 15 cuentas pendientes, 11 que no terminaron de solventar y 4 que no presentaron, son Abasolo, Aldama, Antiguo Morelos, Cruillas, Guerrero, Méndez, Nuevo Morelos, Ocampo, Padilla, San Carlos y Xicoténcatl, más las de Reynosa. Nuestro programa de trabajo 2014 estimamos que va a comprender 198 cuentas públicas, el año pasaron fueron 189. Incluye municipios, poderes del estado, organismos descentralizados municipales y del estado, organismos autónomos, fideicomisos y empresas paraestatales.  

¿Ahorita la lupa estaría sobre Tula y los otros tres municipios?

Sobre el rezago en general, mientras no llegan las nuevas, el plazo de entrega vence en abril.

¿Por qué sólo los municipios pequeños?

Con observaciones salen todos. En el programa 2013 hubo 39 pliegos con 5 mil 370 observaciones por un total de 1 mil 764 millones de pesos, de los cuales se solventaron 28 pliegos quedando pendientes 11 con 327 observaciones por 90 millones de pesos aproximadamente. Lo que pasa es que hay hasta cierto punto alguna explicación, más no justificación, los grandes tienen el aparato burocrático, administrativo para poder estar solventando observaciones.

A todos los municipios se les hacen pliegos de observaciones y hay municipios que inmediatamente atienden, pero los pequeños no. Burgos por ejemplo, no ha presentado la cuenta del 2012 ni la del 2013, ¿pensará que no le va a pasar nada? Tula ya se puso al corriente, pero el problemático y renuente es Burgos. Estamos en el Jurídico haciendo el procedimiento resarcitorio, lo estamos haciendo responsable de un presunto daño patrimonial del monto total de su presupuesto de ese año, si sigue renuente, ya se irá a lo penal.

Nosotros somos y tratamos que nos crean que somos imparciales, porque nosotros revisamos, y aparte de eso no podemos ni debemos tener preferencia por algún partido político. Se busca con esto salvaguardar la imparcialidad. Algunas informaciones que se producen son para sembrar la duda sobre nosotros, a nosotros revísenos lo que quieran.

¿La sociedad quiere peces gordos?

Todo mundo dice, fulano lo hubieras conocido cuando llegó y ahora qué contraste, aquí viene lo difícil que bueno que se denunciaran esos casos, pero en  serio y no por golpear a alguien. A lo mejor los signos de riqueza indican eso, ¿cómo se lo probamos? Quien tenga una duda yo los invito a que lo denuncien, ya sea con nosotros, al Ministerio Público, al Congreso, pero debe presentar las pruebas, porque de otra manera no se va a poder hacer nada.

Ustedes coadyuvan con la ASF pero el auditor fue crítico en su mensaje donde habló del trabajo de los órganos de fiscalización estatales.

El señalamiento, yo con todo respeto al señor Auditor de la Federación, lo considero injusto, injusto para las entidades fiscalizadoras locales, que somos nosotros una de ellas, lo considero injusto porque él hace 399 auditorías, dice y que obtuvo 10 mil 915.8 millones de reintegros operados, 10 mil 915 millones de 523 mil es el 2 por ciento, y los estados dice que hicimos 1958, pero el universo revisado son 152 mil millones, no los 523 mil millones que él checó, entonces estamos comparando manzanas con aguacates, entonces tampoco es justo que él diga, es que ellos nada más 509 millones operados, sí, pero de 152 mil millones, y él revisó 523 mil millones, es el universo que él revisa.

En ese sentido, yo creo que él hace una descalificación injusta, para los órganos de fiscalización locales.

¿Qué aparte le ayudan a hacer su trabajo?

Así es, entonces yo con todo respeto y él me puede decir lo que quiera pero no creo que sea justo que descalifique el trabajo, porque eso que él dijo descalifica el trabajo de los órganos superiores, ahora, si hay duda del comportamiento de alguno de los entes estatales, pues que procedan contra el ente que está en duda, pero que no nos lleven a todos así nomás.

Esta lesionando la credibilidad, ese es el punto.

Cuestiona la independencia y la imparcialidad…

Muy duro, es que él habla, bueno, eso de  la autonomía que cada quien diga si la tiene o no, yo sí le puedo decir con toda seguridad, yo no me quejo de que no me respeten la autonomía, nosotros el ser autónomos nos implica, sí, nosotros decidimos nuestro programa pero ellos nos lo aprueban y siempre nos han respetado, nunca se meten con nosotros en los procedimientos de trabajo, nunca, piden cosas adicionales, se hacen, pero nunca nos han cuestionado el trabajo, entonces, yo sinceramente creo que somos felizmente autónomos.

Yo no sé si otros estados así lo sean, no lo sé, a lo mejor algunos no, no sé, pero nosotros no podemos decir que no somos, yo hablo por Tamaulipas, nosotros por el contrario contribuimos para que con nuestro trabajo se aporte, porque de esos 523 mil va parte del trabajo de nosotros también, entonces, sí creo que fue injusta la calificación que hizo pero él sabrá porqué y estoy abierto a que se revise mi trabajo.