Auditor informa en tres párrafos sobre nuevo edificio

En el inmueble, el funcionario invirtió 318 mdp.
El nuevo espacio de la ASEJ está abierto desde el pasado 26 de mayo.
El nuevo espacio de la ASEJ está abierto desde el pasado 26 de mayo. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Con un oficio de tres párrafos, uno de ellos de apenas un renglón, el auditor superior Alonso Godoy Pelayo informó al Congreso del Estado que ya terminó la construcción y equipamiento de su nuevo edificio, notificando a los legisladores su nuevo domicilio.

MILENIO JALISCO dio a conocer que el funcionario invirtió en ese inmueble 318 millones de pesos, según información de la página web de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ). Estos recursos representan una cuarta parte del dinero que se entregó a Godoy Pelayo para que revisar el buen uso del dinero público en la entidad.

En un oficio que fue entregado el pasado 23 de mayo al Poder Legislativo, el auditor señala que el organismo “ha llegado al cumplimiento de uno más de sus objetivos, dentro de sus obligaciones, atribuciones y facultades legales, que para el caso en comento es, la conformación de un patrimonio propio, la construcción, conclusión y equipamiento del primer edificio de la ASEJ”, se lee en el documento.

Además, comunica a los diputados “que el domicilio legal” de la Auditoría Superior es, “a partir de este lunes 26 de mayo de 2014, el de avenida Niños Héroes número 2409, colonia Moderna”.

Por otra parte, ayer el diputado por el Partido Acción Nacional (PAN), Guillermo Martínez Mora, dijo que el Congreso del Estado debe abrir una investigación para saber por qué en tribunales se pierden los juicios que promueven ex funcionarios a quienes se les fincan cargos por anomalías en el gasto.

Martínez Mora dijo que debe revisarse si los errores se cometen en la Auditoría Superior del Estado de Jalisco o en la Unidad de Vigilancia, y fincarse responsabilidades.

Lo anterior, luego del juicio de amparo que ganó el ex procurador de Desarrollo Urbano, Jaime Cuevas Adame, por los cargos que se le habían fincado a la cuenta pública de 2006. Ayer, el Congreso tuvo que acatar la sentencia.

El legislador panista señaló que no es el único caso, pues prácticamente todos los ex funcionarios que presentan juicios de nulidad o amparos en contra de las decisiones en materia de fiscalización, ganan los casos.