Auditor de Jalisco gana sueldo de 186 mil pesos

Además, el titular de la Auditoría Superior de Jalisco recibe apoyos para despensa y transporte.
El auditor superior del estado de Jalisco, Alonso Godoy Pelayo.
El auditor superior del estado de Jalisco, Alonso Godoy Pelayo. (Milenio)

Guadalajara

El funcionario público que se encuentra en la cumbre como el mejor pagado del estado de Jalisco es el titular de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) Alonso Godoy Pelayo, quien supera en ingresos mensuales al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, al ganar 186 mil pesos al mes.

En un ejercicio de revisión de los ingresos brutos que reciben cada mes diversos funcionarios de la entidad, realizado por MILENIO JALISCO, se observó que la mayor percepción corresponde a Godoy Pelayo, quien recibe la cantidad de 186 mil pesos al mes, salario que supera en 20 mil pesos al del Ejecutivo estatal, quien percibe  mensualmente 166 mil pesos.

El salario del auditor también es muy superior al de alcaldes de la zona metropolitana, como lo son: Ramiro Hernández García, alcalde de Guadalajara, cuyo sueldo asciende a los 114 mil pesos mensuales, o Héctor Robles Peiro, que registra una percepción mensual bruta de 133 mil 469 pesos.

La remuneración mensual de Godoy Pelayo también supera a la que reciben funcionarios federales con cargos en la entidad. Ejemplo de ello es el sueldo que percibe Marcelo Castillero Manzano, quien encabeza la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en Jalisco, la más grande de la entidad y la que maneja la mayor cantidad de recursos federales, ya que el funcionario percibe 135 mil 825 pesos al mes. Otro ejemplo es el de la delegada de la Sedesol, Gloria Judith Rojas Maldonado quien gana 119 mil pesos al mes.

Pero eso no es todo, pues además del salario mensual que percibe Alonso Godoy, cuyo equivalente es casi el de un subsecretario de estado, recibe al igual que todos los trabajadores de la Auditoría, incluyendo los de más bajo nivel, bonos de despensa y ayuda para transporte.

Este año, en comparación con el 2014, la ASEJ fue de las pocas dependencias gubernamentales que recibieron un incremento a su presupuesto superior a la inflación, pues para 2015 recibió 14 millones 641 mil pesos más de lo que se le autorizó ejercer el año fiscal anterior (en 2014 le otorgaron $263,679,027), por lo que alcanzó los $278,320,794 millones de pesos.

Aunque ha alegado en varios foros la transparencia con la que se manejan los recursos que ejerce el auditor Alonso Godoy, en diversas ocasiones diputados locales le han pedido que explique la manera en la que se construyó el lujoso edificio en donde se ubica la ASEJ, y el mismo número de ocasiones se ha negado a comparecer. Además, goza de la protección de la mayoría del Congreso de Jalisco, quienes rechazaron la moción de Guillermo Martínez Mora, para que acudiera al Legislativo.

También se le ha cuestionado sobre la manera en la que se adquirió el terreno en donde se construyó la sede de la Auditoría, y la forma en la que se ha conducido al momento de dictaminar las cuentas públicas.

Alonso Godoy Pelayo se ha mantenido en su cargo gracias a diversos pleitos en tribunales, pues desde su elección se cuestionó el método mediante el cual fue electo. Ha permanecido desde el año 2008 cuando se aprobó la nueva Ley de Fiscalización del Estado de Jalisco y se dio con ello autonomía y presupuesto propio a la ASEJ.