Atropellado en persecución por asalto muere en Guadalajara

Tres sujetos fueron detenidos después de chocar el automóvil que conducían contra otro en la colonia Vallarta Norte

Guadalajara

Atropellado murió uno de los asaltantes que huían de policías tapatíos por calles de la colonia Vallarta Norte la noche de este lunes, mientras que tres sujetos fueron capturados cuando corrían para escapar.

Policías de Guadalajara dijeron que el cadáver de un hombre sin identificar, arrollado probablemente por una camioneta o un vehículo pesado, que quedó tirado sobre el carril para dar vuelta de avenida México hacia Terranova , correspondía a uno de los sujetos que asaltaron dos farmacias Guadalajara minutos antes de las 22:00 horas.

Quedaron detenidos Christian Alejandro Rodríguez Mendoza, de 27 años; Diego Armando Solano Mercado, de 25, y Pedro Gutiérrez Hernández, de 20, según datos que proporcionaron a los oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Sin embargo, los detenidos negaron que el hombre atropellado fuera uno de ellos.

Los agentes ministeriales encontraron una estampa de San Judas Tadeo entre las pertenencias del hombre atropellado, que aparentaba entre 30 y 35 años, vestía pantalón de mezclilla azul, zapatos tenis negros y playera gris; en sus bolsillos llevaba 60 pesos en billetes de 20 y unas llaves de automóvil, pero no portaba credenciales u otros documentos que permitieran establecer su identidad antes de enviarlo a la morgue metropolitana. Había dos teléfonos celulares tirados junto al hombre sin vida.

Los detenidos habían escapado corriendo desde Lincoln y Golfo de Cortés, después de chocar el automóvil en que se desplazaban, y los policías los atraparon en Beethoven esquina con avenida México, donde les aseguraron una pistola tipo escuadra de calibre .32, cargada con 6 cartuchos. Los policías entregaron los detenidos y los objetos decomisados para acreditar el ilícito a agentes investigadores para continuar con las indagatorias.

En el automóvil Chevrolet Optra gris, que quedó trepado en la banqueta después que lo chocaron contra un Volkswagen Bora blanco a cuatro cuadras del lugar de la detención, los agentes municipales localizaron otra pistola, calibre .22, abastecida con 8 tiros útiles en el cargador. Aparentemente, los ocupantes del Bora no sufrieron lesiones.