Atienden Centros de León a 3 mil adultos mayores

En estos centros se realizan distintas actividades incluido el danzón que los abuelitos aseguran que es un analgésico para sus problemas porque los mantiene activos y sanos.
Los abuelitos aprenden panadería y carpintería en el centro.
Los abuelitos aprenden panadería y carpintería en el centro. (Especial)

León, GTO.

Al igual que el danzón hay otras actividades que los adultos mayores realizan en León y les ayuda a mantenerse activos y sanos.

En León hay cuatro Centros Gerontológicos que atienden a 3 mil 286 adultos mayores.

En el centro gerontológico de San Bruno hay 800 abuelitos inscritos que llegaron en busca de ayuda.

En esta institución pueden realizar actividades como el danzón, aerobics, repostería, carpintería, yoga, ejercicios mentales hasta el cultivo de jitomate.

"Tenemos abuelitos que llegan con depresión, tristes. Hay una maestra que platica con ellos y que detecta la baja con la que vienen, no te van a decir que están tristes por miedo a que sus familiares los hagan menos" explicó Eva Cárdenas, maestra del Centro Gerontológico.

Inclusive en este centro se realiza la semana del adulto mayor, donde los abuelitos dan una muestra de talentos.

Esta semana consta de presentación de distintas actividades como bailes regionales, canto, declamación y el más esperado por todos, el danzón.

Al mismo tiempo en estos lugares cuentan con psicólogos, ortopedistas y fisioterapeutas que les ayudan a tener una mejor vida.

En un salón se encuentra una cocina donde las abuelitas elaboran galletas y empanadas para vender; un salón de carpintería donde una vez a la semana asiste el carpintero quien les ayuda a hacer cajas para ofrecerlas y obtener sus propios ingresos.

"Hace dos años sufrí una depresión muy grande y me recomendaron el lugar. No llegué buscando actividades físicas sino un psicólogo", dijo doña Berenice.

Para ella llegar al lugar ha sido una buena terapia, principalmente por las distintas clases que recibe, pero "las clases de danzón son mis favoritas, hastaaprendo nuevos pasos de mis propios compañeros".

Para la maestra Eva Cárdenas, es admirable la determinación y empeño de los adultos en sus actividades.

Dijo que es necesario que haya más ya que sirven de ayuda para las personas de la tercera edad con distintas actividades que son esenciales para ellos.