Atiende GEM a pacientes en etapa terminal

Cada mes ofrece apoyo de cuidados paliativos con atención psicológica, tanatológica, oncológica y geriátrica a un promedio de 360 personas y a sus familiares.
El evento contó con la presencia de Pedro Montoya.
El evento contó con la presencia de Pedro Montoya. (Especial)

Estado de México

Con el fin de prolongar y mejorar la calidad de vida de personas que presentan alguna enfermedad crónica degenerativa o que se encuentran en etapa terminal, el gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría de Salud, ofrece apoyo de cuidados paliativos con atención psicológica, tanatológica, oncológica y geriátrica a un promedio de 360 pacientes y a sus familiares al mes.

Para conmemorar el Día Mundial del Cuidado Paliativo, la Secretaría de Salud mexiquense organizó una Jornada Académica en el Centro Médico "Adolfo López Mateos", con el objetivo de impulsar equipos multidisciplinarios y redes de apoyo para la atención de estas personas que les permita cerrar ciclos en su entorno en su última etapa de vida.

El Estado de México cuenta con nueve unidades de Cuidados Paliativos en sus diferentes niveles de atención médica donde, en promedio, se atiende a 10 enfermos y sus familias a la semana; para lo cual, además de los especialistas, se ha capacitado a 3 mil 500 enfermeras promotoras de los cuidados paliativos con enfoque al adulto mayor.

El coordinador de salud del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), Pedro Montoya Moreno indicó que una de las prioridades del gobernador Eruviel Ávila Villegas es la salud, por lo que también es importante disminuir los efectos de un daño moral y físico al enfermo terminal, siendo responsabilidad del sistema de Salud ofrecer un trato digno con calidad y calidez.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el objetivo de dichos cuidados es aliviar el dolor, el sufrimiento, dar apoyo social y espiritual, conservando una mejor calidad de vida de los pacientes con enfermedades terminales y su familia, al proporcionar el apoyo necesario durante el diagnóstico, el tratamiento y en el duelo, para lograr que la vida sea lo más activa posible.