Atentados muestran desorden de administración de la tierra

El Obispo de Saltillo recordó que el Papa Francisco está considerando este conflicto como una Tercera Guerra Mundial, con otras características, pero una guerra entre países.
Según el primer balance de la Prefectura de policía de París, tres personas murieron en explosiones en el sector del estadio de Francia.
Atentados en Francia el viernes 13 de noviembre. (AP)

Saltillo, Coahuila

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, consideró que los atentados en Francia son una muestra de la manera desordenada que los grandes países tienen para administrar la tierra.

Dijo que las Naciones del mundo no están ausentes de estos los problemas y señaló que lo que pasa en México también ocurre a nivel mundial.

"Esto es efecto de la ambición y de la codicia de países enteros o también de gobiernos, esto es un efecto, fue muy elocuente que de inmediato se reunieron en Austria, algunos de los jefes políticos y empezaron a hablar que Siria se tiene que arreglar y que quieren poner un gobierno en transición".

Destacó que el tema de Siria no es el único que ha trascendido en el mundo y recordó que también hay conflicto en Túnez o en Iraq, en este último dijo es un país en donde llegaron a desmontar todo un gobierno.

"El caso de Siria es el más emblemático, es un país que entró en conflicto por una dictadura familiar, es una república donde de pronto un señor decidió erigirse como jefe político y luego heredó a su hijo que es el que ahorita esta, a quien le surgió una oposición", explicó.

Agregó que otros países aprovecharon el conflicto interno para meterse ahí, a través de los radicales islámicos, personas que están usando como bandera para los ataques a la religión.

"En realidad se trata de grupos que son pagados por países que son muy poderosos porque tienen mucho petróleo y son utilizados en distintas actividades de todo tipo", dijo.

Sin embargo aseguró que los atentados surgieron de la intrusión de las grandes potencias para controlar territorios.

Asimismo refirió que Papa Francisco está considerando este conflicto como una Tercera Guerra Mundial, con otras características, pero una guerra entre países, pues se trata de una disputa por territorios que quieren controlar.