Consejo de Atacco reclama "descalificación" del alcalde

El consejo ciudadano que busca el cierre de un vertedero municipal de efectos desastrosos, señala que actúa por encima de las diferencias partidistas.
El vertedero de Atacco hace tres semanas.
El vertedero de Atacco hace tres semanas. (Cortesía)

Guadalajara

El presidente del consejo ciudadano de la localidad de Atacco, en Tapalpa, Francisco Villa Ramírez, defendió a la organización que preside de lo que consideró una “falta de respeto” del presidente municipal, Antonio Morales Díaz, al señalar que está conformada con rivales políticos, lo que en su opinión, busca desacreditar la lucha en contra del daño por el tiradero de basura de la localidad, que debe ser cerrado a más tardar en abril de 2017.

“Este consejo se integró en una asamblea popular, donde acudieron ciudadanos de los diferentes barrios del poblado […] tal como le consta incluso al presidente municipal, quien estuvo presente en dicha asamblea popular, siendo la naturaleza de esta asamblea popular, la reunión de ciudadanos residentes de esta comunidad con el objetivo de buscar solución al problema de la contaminación del vertedero municipal; a ninguno de los asistentes fue requerido manifestar su filiación partidista, si es que la tuviesen”, argumenta en un comunicado emitido esta tarde.

TE RECOMENDAMOS: Conflicto por tiradero genera movilización policiaca en Tapalpa

“Ahora nuestro presidente municipal, ha tenido ‘la ocurrencia’, de señalar algunos de quienes han participado en este movimiento social como ‘candidatos en las planillas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Nueva Alianza’. Debemos dejar muy claro que este es un movimiento social, no de partidos políticos: señor presidente, no trate de desviar la atención del asunto principal, ni trate de desvirtuar este movimiento popular”, añade.

“Desde el inicio de este levantamiento social, el presidente municipal y algunos de sus subordinados, se han referido a las personas de Atacco, Municipio de Tapalpa, Jalisco, con insultos, agresiones y calificativos despectivos y han tratado de minimizar el valor de nuestra organización” (sic).

Ha actuado “de forma torpe y abusiva, tal como se demuestra con el operativo conformado por más de veinte patrullas de la Fuerza Única del Estado de Jalisco, para intimidar al supuesto ‘grupito’, que nos echó encima, cuando en meses pasados bloqueamos el acceso al vertedero. Sin embargo, el Pueblo de Atacco, es más grande y noble, que fácilmente podrá superar ese y los demás arrebatos de la autoridad municipal”.

Tanto así fue “que se vio obligado con todo y su soberbia, ante este levantamiento social; mismo que obligó también al Gobierno del Estado de Jalisco, a sentarse de igual a igual con este Consejo Ciudadano. Es de hacer notar que la comunidad de Atacco […] ha tenido la capacidad de dirigir la fuerza de su rebeldía, de su coraje por el hartazgo, por los abusos y la indiferencia de las autoridades municipales y estatales. Por ello les ha otorgado una salida honorable y saludable para el gobierno tanto estatal como municipal y desde luego a nuestro pueblo”.

En ese eje de acciones, “se ha celebrado convenio, donde se reconoce en primer lugar la dignidad del pueblo de Atacco; así mismo se establecieron las obligaciones tanto de la autoridad municipal, como de las autoridades del gobierno de Jalisco. Nosotros hemos tenido la capacidad de conducir el conflicto social, hacia el diálogo donde los representantes de los niveles municipal y estatal, como representantes de las instituciones y como caballeros, estamparon sus firmas en el documento que incluso fue ratificado ante Notario Público”, por ello, “les exigimos su cumplimiento”.

El alcalde recientemente ratificó su compromiso a cerrar el tiradero dentro del tiempo establecido, pero los miembros del movimiento tienen dudas y por eso reclamaron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos que vigile el proceso (ver MILENIO JALISCO, 18 y 22 de noviembre de 2016).

GPE