Asusta puente peatonal que se mueve “como gelatina”

Es muy fácil ver el daño entre la unión de la rampa y el puente; algunos peatones prefieren arriesgarse y cruzar el bulevar para evitar el puente.

León, GTO.

Se mueve como gelatina, es una infamia. ¡Se olvidan de los que no tenemos coche!, afirmó Julio Nuñez, vecino de la colonia Villas de San Juan, quien atraviesa todos los días el puente peatonal al salir del paradero de la oruga Cerrito de Jerez.

Usuarios aseguran que el desperfecto tiene más de un año y es fácil darse cuenta del daño entre la unión de la rampa y el puente: "Está hasta arriba, ahí es donde da más miedo", dijo don Julio.

"Siempre paso por aquí porque mi trabajo está cerca, pero no es posible que poco después de que pusieran el puente, se desoldara y es un peligro. A mí me da miedo pero si no paso por aquí, me arriesgo a cruzar el bulevar", dijo Francisca Sánchez, trabajadora de una de fábrica.

Pedro Guzmán, de la colonia Nuevo León, dice que cruza el puente a saltos: "ya es hasta divertido. Se siente como pasar por el puente colgante", afirma.

Agregó que por las noches, cruzar ese puente es peligroso, ya que no cuenta con alumbrado y es existe el riesgo de ser asaltado porque siempre está solo.

Con su bebé en brazos, Luisa González se queda sin aire al cruzar: "Me da miedo tropezar y que mi hijo se caiga".

Alejandro Fernández, a sus 70 años, sujeta con fuerza sus manos al barandal. El puente se mueve y causa inestabilidad, prefiere ir bien agarrado antes de dar el paso.

Los usuarios frecuentes del puente piden a las autoridades que arreglen la estructura dañada, ya que miles de personas que suben y bajan de la oruga ponen en riesgo su vida.