Asociación de Cronistas cambia de presidencia

La agrupación entregó el informe de resultados en asamblea general, reportando que 450 edificios de ciudad Lerdo fueron catalogados por el INHA como monumentos históricos.
La presidencia de la Asociación de Cronistas, Narradores e Investigadores de Historia reportó que 450 edificios de ciudad Lerdo fueron catalogados como monumentos históricos.
La presidencia de la Asociación de Cronistas, Narradores e Investigadores de Historia reportó que 450 edificios de ciudad Lerdo fueron catalogados como monumentos históricos. (Lilia Ovalle)

Lerdo, Durango

La presidencia de la Asociación de Cronistas, Narradores e Investigadores de Historia entregó informe de resultados en asamblea general, reportando que 450 edificios de ciudad Lerdo fueron catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INHA) como monumentos históricos.

El historiador José de Jesús Vargas Garza explicó que en noviembre del año anterior durante un congreso que realizó el gremio, entregó la presidencia de la asociación al tiempo en que convocó a los agremiados para que eligieran la nueva nueva directiva.

"Por unanimidad quedó como presidente el cronista de Matamoros, Matías Rodríguez Chihuahua, que en realidad ahí fue una ratificación de los antiguos directivos, nada más el que cambió fue el presidente, como secretario quedó el señor Jesús Manuel Lastra López, cronista de Viesca, Coahuila, e igualmente cronista del mismo pueblo, Carlos Guzmán Madariaga".

Integrantes del INAH Durango hicieron un recuento e inventario mediante el trabajo de campo, inspeccionando edificios.

La presidencia saliente reportó la organización de tres congresos de historiadores realizados en el período 2011-2015, así como la implementación de convocatoria para la integración de más socios.

"Fuimos de los artífices para poder conseguir que el Congreso del Estado de Durango diera su declaratoria a la Loma, como cuna de la División del Norte", acotó.

En cuanto a la preservación de los edificios catalogados como patrimonio histórico, dijo Vargas Garza que se realizó una gestión ante las autoridades municipales para que promoviera ante el INHA una declaratoria de monumentos históricos en la zona urbana de la ciudad.

De esta manera se concretó la visita de integrantes del INAH Durango, mismos que hicieron un recuento e inventario mediante el trabajo de campo, inspeccionando edificios.

"En ese entonces se logró junto con el delegado del INAH en Durango, el profesor Cruz de Paz Pacheco, que se llegara a una gestión ante la Secretaría de Educación en la cual se promovió un proyecto de decreto para traer a Lerdo la zona de monumentos históricos arriba de más de 450 edificios en aquel tiempo".

Aunque dijo que no se tuvo éxito completo debido a los cambios de administraciones municipales y estatales, se llegó solamente a la elaboración del catálogo y el proyecto de decreto.