Ex coordinadores de transparencia forman asociación

Buscan aprovechar su experiencia para que el derecho a información sea efectivo en todo el país.
Coincidieron los asistentes, en la creciente desconfianza ciudadana en las instituciones
Coincidieron los asistentes, en la creciente desconfianza ciudadana en las instituciones (Agustín del Castillo)

Guadalajara

En busca de impulsar que la transparencia conquiste finalmente la confianza de los ciudadanos por medio de institutos y coordinaciones que hagan efectivo ese derecho, un grupo de ex servidores públicos y algunos más en funciones, conformó este mediodía la Asociación Mexicana de Especialistas en Transparencia, que será presidida los primeros seis meses por el coordinador del tema en el gobierno de Jalisco, Guillermo Muñoz Franco.

Con la presencia de personalidades que han realizado trabajo público por el tema, sobre todo a través de los órganos especializados creados ex profeso para el tema en los estados, correspondientes a Aguascalientes, Jalisco, Colima, Michoacán, Hidalgo, Morelos, Chiapas, Querétaro, Baja California, San Luis Potosí, Tlaxcala, Oaxaca, Coahuila, Guerrero, Puebla, Nayarit, Sinaloa y Tabasco, ha comenzado la vida jurídica de la asociación.

Ana María Martínez Cabello, de Michoacán, dio la declaratoria de principios de la agrupación: “buscaremos conformar con los tres órdenes de gobierno un frente común para el cumplimiento de los objetivos y promover la cultura de la rendición de cuentas, prevenir actos de corrupción, fomentar la organización  de las instituciones y consolidar estructuras democráticas que garanticen la publicidad de la información oportuna, verificable, comprensible, actualizada y completa”.

Coincidieron los asistentes, entre quienes estuvo el ex director del Instituto de Transparencia de Jalisco (Itei), Jorge Reynaga, en la creciente desconfianza ciudadana en las instituciones, lo cual significa que se debe remar contracorriente para que los procesos sean ágiles y claros, y se contribuya a la consolidación institucional, lo que obliga además a dejar atrás historias como las de Jalisco con Emilio González, y la de Querétaro, donde se cobraba por la información y se redujo el instituto a una persona en busca de garantizar su adicción al ejecutivo y no a los derechos ciudadanos.

“En democracia, las organizaciones de la sociedad civil y las instituciones responsables de garantizar el derecho de acceso a la información y de promover políticas de transparencia son un instrumento esencial para consolidar mejores gobiernos y sociedades más informadas y participativas en la toma de decisiones”, lo cual destaca la importancia de ejercer presión pública para garantizar que con el techo de las nuevas reformas constitucionales en la materia, opere de forma adecuada el tema en cada uno de los estados del país.