Asociación Mexicana de Investigación Teatral reconoce a catedrática

La Dra. Ileana Azor señaló sentirse muy emocionada por ser reconocida no únicamente por su trabajo, sino porque se le hizo la distinción como investigadora mexicana
Dra. Ileana Azor, coordinadora de Posgrados de la Escuela de Artes y Humanidades de la Universidad de las Américas Puebla.
Dra. Ileana Azor, coordinadora de Posgrados de la Escuela de Artes y Humanidades de la Universidad de las Américas Puebla. (Foto: Especial)

Puebla

La Asociación Mexicana de Investigación Teatral reconoció a la Dra. Ileana Azor, coordinadora de Posgrados de la Escuela de Artes y Humanidades de la Universidad de las Américas Puebla por sus más de 20 años de trayectoria profesional e investigación teatral, en el marco de su 20 aniversario.

De origen cubano pero establecida en México desde casi dos décadas, la catedrática UDLAP señaló sentirse muy emocionada por ser reconocida no únicamente por su trabajo, sino porque además se le hizo la distinción como investigadora mexicana a la cual se ha dedicado particularmente.

La Doctora Azor, cuenta con innumerables libros sobre teatro latinoamericano que abarcan una larga línea de investigación, desde estudios que encabezan secciones de obra escrita de ficción, selecciones de obra de ensamble, hasta reflexiones sobre el origen del teatro latinoamericano sobre el ejercicio del quehacer creativo de varios grupos importantes latinoamericanos. "Mi primer encuentro con el mundo de las artes fue en el campo de la literatura latinoamericana y llegué a México ya con una trayectoria como investigadora especializada en el teatro latinoamericano que enfoqué directamente a los estudios de ritualidad en México relacionados con la teatralidad, como son los carnavales." añadió la especialista.

Para realizar tales estudios, la dramaturga explicó que le llevó casi 7 años de trabajo cuyo objetivo es explicar que estas celebraciones públicas son parte de las artes escénicas, aunque no son consideradas propiamente teatrales en origen. Para ello tuvo que revisar diferentes investigaciones antropológicas y etnológicas que le permitieron entender que los fenómenos no siempre están delimitados disciplinariamente.

A partir de ahí, la catedrática UDLAP se dedicó a estudiar diferentes fenómenos y relaciones con la región, tales como los migratorios en el teatro y el trabajo de la mujer, en este sentido publicó un texto sobre mujeres directoras de escena por la editorial de la universidad de Illinois en Estados Unidos, donde realizó el capítulo de Cuba y de México.

Actualmente se encuentra desarrollando diferentes investigaciones en la línea de pedagogía teatral con la que ha trabajo de manera individual, pero también con el maestro Jose Raúl Cruz, coordinador de la Compañía de Teatro de la UDLAP. Su última publicación está relacionada con las experiencias formativas que incluyen las teorías y las prácticas del brasileño pedagogo, actor y director Augusto Tovar.

Para la catedrática el teatro mexicano atraviesa un momento de cambio en el que los investigadores y grupos de artistas intentan posicionar al teatro como prioridad para poder crear un diálogo con las instituciones y que éstas otorguen mayores apoyos. "No creo que la posición de la institución cultural y artística sea la correcta. Creo que esto de reducir todo a recursos económicos tampoco es algo esencial o fundamental, lo fundamental es que nos preguntemos todos, tanto la institución, como los que estudiamos y creamos el teatro, qué teatro queremos tener para poder desarrollarnos adecuadamente y estar a la altura de lo que la sociedad contemporánea nos demanda".

Respecto al público, señaló que la única tarea que tiene es exigir cada vez más y no dejarse complacer por espectáculos que no respondan al reto que la sociedad ha impuesto desde los orígenes del teatro, que es transformar a la sociedad y utilizar todos los mecanismos artísticos para el debate y movilización de temas que empoderen a la comunidad "El público debe ser una variable más de este juego de fuerzas que va a transformar lo que hoy entendemos por teatro. Ya existen manifestaciones de teatro comunitaria que están apostando a la difusión sobre violencia de género, drogadicción, miles de temas que son importantes; hay un sin número de fenómenos culturales que están trabajando con una teatralidad activa y una teatralidad socialmente activa y cuyas funciones están plenamente llenas porque esto interesa. Porque forma parte de nuestra tradición, necesidad social y que no nada más entretiene si no que confronta, porque eso es lo maravilloso del teatro, que mientras actuamos el público logra reconocerse en nuestros actos" finalizó.