Recursos para la casa hogar son insuficientes

Se requieren diariamente productos de higiene como pañales desechables, además de medicamentos, ropa y alimentos, por lo que las "Hermanitas de los ancianos" buscan la ayuda de todos.

Torreón, Coahuila

Al carecer del respaldo necesario del gobierno, las religiosas y voluntarias del asilo "Samuel Silva" buscan donativos de la iniciativa privada y realizan actividades, como el tradicional bazar navideño, para el sostenimiento del sitio.

Atienden de manera gratuita a muchas personas de la tercera edad que no cuentan con pensión o recursos, la mayoría de estos casos son canalizados por el DIF municipal.

"Tenemos que pagar servicios, empleados, comida, medicina, pañales, todo, gracias a Dios hay gente altruista que nos ayuda, los que ayuda esta casa ayudan en muchos lugares, son pocos, pero su aportación es de mucha ayuda".

"Lo que hemos recibido no ha sido del gobierno, salimos a pedir donativos, hasta de casa en casa cuando se puede".

Hay un grupo de mujeres voluntarias quienes se dedican a realizar actividades para recaudar recursos, mientras que las religiosas piden donativos y son quienes se dedican de coordinar la atención de los adultos mayores.

Se pide la colaboración de la ciudadanía. Los interesados en realizar alguna aportación pueden acudir a Calle Juan Pablos número 222, o comunicarse a los teléfonos 713-17-66 ó 713-42-34.

Sin embargo los recursos son insuficientes, ya que requieren diariamente productos de higiene como pañales desechables, además de medicamentos, ropa, y alimentos. 

La Casa del Anciano "Doctor Samuel Silva" es el hogar permanente de más de 110 ancianos que diariamente reciben albergue, alimento, cuidado médico y hospitalario, recreación, rehabilitación, ayuda sicológica y espiritual.

Fue fundada en 1955 con el propósito de dar refugio y atención a personas de la tercera edad sin medios de subsistencia.

Desde su inicio se ha sostenido con la generosidad de personas de buena voluntad. Es un organismo no gubernamental, sin fines de lucro, asistido desde su inicio por la congregación de Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

Esta congregación religiosa fue fundada en Valencia, España, en 1873, por Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, Protectora de la Ancianidad en México desde 1989.

La casa atiende especialmente a los adultos mayores en riesgo, pobreza y abandono. El cuidado que reciben es permanente y gratuito.

Con las aportaciones se pagan gastos de luz, gas, agua, teléfono, alimentos, medicinas, pañales, artículos de limpieza, mantenimiento de instalaciones y vehículos, sueldos, entre otros.

Samuel Silva fue médico, escritor y ex presidente de Torreón. Fue el primero en darse cuenta que la Comarca Lagunera necesitaba un refugio para los ancianos más pobres. Esto sucedió a mediados del siglo XX, época del auge algodonero.

Con muchos esfuerzos y con el apoyo del Club de Leones, el doctor Silva pronto pudo ver realizado su sueño. Fundó la Casa Hogar el 28 de junio de 1955, la cual quedó a cargo de las religiosas.