Aseguran madera clandestina en municipio del sur de Jalisco

La dependencia federal llevó a cabo inspecciones y captura de equipo por extracciones ilegales en tres estados del país.
En Zapotlán el Grande se realizó además la detención de dos vehículos.
En Zapotlán el Grande se realizó además la detención de dos vehículos. (Cortesía)

Guadalajara

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró ayer en tres procedimientos de inspección y vigilancia, 28 metros cúbicos de madera presuntamente ilegal, en los estados de Jalisco, Aguascalientes y Oaxaca; en el primer caso, en el municipio sureño de Zapotlán El Grande, "por no acreditar los inspeccionados la legal procedencia del producto forestal".

En este caso, se aseguró 1.1 m3 de madera motoaserrada del género Pinus, así como dos motosierras, "debido a que los transportistas no presentaron la documentación que acreditara la legal procedencia de las materias primas forestales, por lo cual se realizó la detención de los dos vehículos que contenían la madera para posteriormente asegurar el producto forestal y las motosierras".

El segundo procedimiento fue en la empresa Centros de Almacenamiento y Transformación de Materias Primas Forestales, donde se aseguraron 2.9 m3 de madera labrada y motoaserrada de álamo (Populus sp) en el municipio de Jesús María, en Aguascalientes.

Inspectores visitaron la fábrica de muebles "Mueblera Provensal, S A de CV" (sic), donde "solicitaron la documentación que acreditara la legal procedencia de las materias primas forestales, sin embargo, el inspeccionado no logró demostrarla. Además se detectaron irregularidades administrativas en el registro de entradas y salidas de las materias primas y en la autorización para el funcionamiento del centro de transformación".

Por tal motivo "la fábrica de muebles en cuestión podrá recibir sanciones señaladas en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable", destaca el organismo.

En una tercera gestión, "se aseguraron de manera precautoria 23.6 m3 de madera labrada con motosierra de pino (Pinus spp) y 0.3 m3 de madera labrada con motosierra de enebro (Juniperus spp)" en el municipio de Magdalena Jaltepec, en Oaxaca.

Quedaron aseguradas "1,064 piezas de madera de pino en forma de tablones, polines, barrotes, vigas, tablas y cuarterones y un total de 23 piezas de enebro, debido a que no se acreditó la legal procedencia de los productos forestales y por no contar con los sistemas de control".

La Profepa destacó "de suma importancia abatir el consumo ilegal de madera debido a que significa una competencia desleal para los centros que operan legalmente; de igual forma, el combate al consumo ilegal evita que se siga aprovechando y transportando madera de terrenos forestales que no cuentan con autorización".