Arzobispo de Durango firmará renuncia este domingo

"No significa que ya entrego, yo sigo al frente, hasta que me respondan. Puede ser en 8 días, en un mes o 3 meses o en medio año, quien sabe, no está en mis manos", dijo Héctor González Martínez.
Arzobispo de Durango, Héctor González Martínez.
Arzobispo de Durango, Héctor González Martínez. (Silvia Ayala)

Durango

El retiro del Arzobispo de Durango, Héctor González Martínez es un hecho y este 29 de marzo firmará su carta, la cual está ya elaborada y él mismo la llevará este domingo hasta la Nunciatura en la Ciudad de México.

"Ese día, la carta ya la tengo elaborada, hecha, pero no está firmada, la voy a firmar el día 28 aquí en el Arzobispado y luego al día siguiente la llevó a la Nunciatura en persona", explicó.

"Yo presento la renuncia, pero eso no significa que me retiro o que ya entrego, yo sigo al frente como responsable, hasta que me respondan. Que puede ser en ocho días, en un mes o tres meses o en medio año, quien sabe, no está en mis manos ver cuándo".

"Espero que le echen ganas a la nueva evangelización, porque es una emergencia en la iglesia universal".

Cuestionado sobre el trabajo al frente de la Arquidiócesis en Durango, Héctor González, detalló que tiene la satisfacción de haber hecho cosas buenas en Campeche, en Oaxaca y en Durango. "Haber cumplido la voluntad de Dios, nada más".

Detalló que en su gestión al frente de la iglesia en Durango, se incrementó el número de fieles sobre todo con las iniciativas que se impulsaron.

“Yo pienso que los católicos poco a poco van repuntando, sobre todo pienso en esta última iniciativa que estamos haciendo ejercicios espirituales en adviento, ejercicios espirituales en Cuaresma que son los que se están llevando a cabo en las parroquias y de esa manera promovemos la palabra de Dios para que la palabra de Dios vaya fecundando las mentes y corazones de las personas”.

Agregó que también se construyeron y multiplicaron los templos católicos, aunque reconoció no tener el número exacto.

“Sí hay muchos pero no sé ni cuantos, sé que hay muchos nuevos, pero a mí nada más me traen que firme esta o esta otra y yo nomás firmo y ya después van construyendo, se van inaugurando templos nuevos”.

"Debemos ponernos en pie de lucha para hacer que el evangelio se abra camino en tantas veredas intrincadas del mundo”.

Héctor González Martínez en un mensaje a la feligresía pidió ponerse en pie de lucha por el Evangelio.

“Espero que le echen ganas a la nueva evangelización, porque es una emergencia en la iglesia universal. Debemos todos los católicos de ponernos en pie de lucha para hacer que el evangelio se abra camino en tantas veredas intrincadas que hay en el mundo. Los jóvenes, los matrimonios y los asuntos sociales, todos debemos luchar por una mejor evangelización”, señaló.

Se refirió a su sucesión y destacó que esa decisión no le corresponde sino al Nuncio, quien consultará a distintos Obispos y en la misma Arquidiócesis, al consejo Presbiteral y otros y luego entre todos él sacar una propuesta.

Hasta el momento desconoce cuál será su destino o a qué se dedicará una vez que se tome la decisión definitiva de su retiro, pero aseguró que es algo que tampoco le preocupa. “No tengo prisa, yo todavía tengo mi mente puesta en Durango”.

Héctor González Martínez tomó las riendas de la Iglesia católica en Durango en Febrero de 2003.