Arzobispo reprueba ejecución de mexicano en Texas

Rogelio Cabrera López indicó que no hay razones para justificar el devolver con un acto violento el mal cometido.

Monterrey

El arzobispo Rogelio Cabrera López condenó esta mañana la desafortunada ejecución del mexicano Edgar Tamayo, ya que bajo ninguna circunstancia debe admitirse la venganza.

Después de la misa matutina ofrecida en la Catedral, el arzobispo de Monterrey, afirmó que nunca habrá una razón que justifique devolver con un acto violento el mal que se ha cometido.

"Creyente o no, todo ser humano tiene derecho a vivir, este es un derecho universal. Cuando alguien ha cometido un error, debe dársele la oportunidad de sanar esa falta. Nunca habrá una razón que justifique el devolver con un acto violento el mal que se ha cometido.

"Lo anterior lo afirmo ante la desafortunada ejecución de un compatriota, realizada en días pasados en Estados Unidos", dijo Cabrera López.

El pasado miércoles 22 de enero, a las 21:22 horas fue ejecutado el mexicano Edgar Tamayo por al asesinato de un oficial de la Policía de Houston.

A sus 46 años de edad, Tamayo recibió una inyección letal en la cárcel de Hunstville, Texas.