Arzobispo despide a religiosas que perdieron la vida

Los cuerpos son velados en el Seminario Palafoxiano, entre ellos el de Guadalupe Malango quien murió mientras era trasladada a Puebla
Capilla del Seminario Palafoxiano.
Capilla del Seminario Palafoxiano. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

La misa dominical encabezada por el arzobispo de Puebla en la Catedral fue dedicada a las siete religiosas de la orden del Santísimo Salvador y Santa Brígida y a los dos laicos que perdieron la vida tras un accidente carretero en la zona de Atzitzintla. Los cuerpos de las religiosas fueron trasladados a la capilla del Seminario Palafoxiano donde este día se les brindará el último adiós.
Las religiosas Julia Teresa Margarita Senita Juárez y Josefina Barrera Román, quienes viajaban en la camioneta que cayó el sábado por la tarde a la barranca ubicada a la altura de la comunidad de Otilio Montaño, Atzitzintla, se encuentran estables pero en estado delicado en el Hospital General del Norte de la capital de Puebla.
Entre los cuerpos de las religiosas que son velados en la capilla del Seminario Palafoxiano se encuentra el de Guadalupe Malango, quien perdió la vida luego de un paro cardiorespiratorio que le sobrevino mientras era trasladada a la ciudad de Puebla.
El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, explicó que se mantienen las oraciones tanto por la recuperación de las dos religiosas hospitalizadas como por el descanso de las siete que perdieron la vida; así como por los dos laicos.
Las religiosas que fallecieron en el accidente fueron identificadas como María Guadalupe de De La Santísima Trinidad, Ma. Guadalupe De la Misericordia, Silvia De San José, Margarita De Jesús, Antonia De San José, María José Del Espíritu Santo, Karol Del Espiritu Santo; mientras que José Luis y Claudio, eran los laicos que las acompañaban y que, también perdieron la vida.
"Eran hermanas Brígidas Contemplativas. Las que murieron son casi todas muy jovencitas, entre 25 y 35 años", explicó Sánchez Espinosa.
Las religiosas regresaban de un retiro y a la altura del paraje Otilio Montaño en el camino a Atzitzintla, cayeron en una barraca de 80 metros, al parecer como consecuencia de fallas en el sistema de frenos.
Sánchez Espinosa agradeció a las autoridades estatales debido a que se desplazaron cuerpos de rescate para trasladar a las religiosas heridas y para recuperar a los cuerpos de de las víctimas fatales.
Por último, el arzobispo dio a conocer que este lunes a las 13:00 horas se realizará una misa de cuerpo presente en el Seminario Palafoxiano y, posteriormente, los cuerpos serán sepultados en el panteón de la congregación religiosa.