Arriba la Virgen a la Basílica zapopana

Con cánticos y aplausos, miles de feligreses la recibieron en su casa
El contingente principal arriba a la explanada de la Basílica de Zapopan
El contingente principal arriba a la explanada de la Basílica de Zapopan (Tomada de facebook Gobierno de Zapopan)

Guadalajara

Luego de recorrer 9.4 kilómetros, durante 4 horas y media, la imagen de la Generala fue recibida por los fieles que, con gran emoción llenaron la plaza Juan Pablo II minutos antes de la hora estimada, pues a pesar del cambio e incremento de 2.7 kilómetros en la misma, el contingente y la pacificadora pudieron arribar a la Basílica de Zapopan a las 10.45 de la mañana, para presenciar en punto de las 11:00 horas la misa de bienvenida auspiciada por el arzobispo emérito José Guadalupe Martín Rábago. 

El sacerdote agradeció, durante su homilía, la participación de los ciudadanos y dijo sentirse contento por observar que “la fe sigue intacta” y externó, que la Romería se celebró dentro de un contexto muy especial, pues el Cardenal Francisco Robles Ortega está en Roma celebrando, a la par de esta fiesta patronal, un sínodo en donde se profundiza sobre la vocación de la familia en el mundo contemporáneo.

“Es muy importante subrayar la importancia que tiene la Santísima Virgen en la espiritualidad de la familia, la fe en Cristo y la constancia en la intercesión de María como cimientos sobre los cuales se sentó la cultura que nos distingue”, expresó. 

Por lo anterior, llamó a los fieles a ser los apóstoles del perdón, en cualquiera de sus formas, pero sobre todo a velar por los intereses y alegría de sus familias. 

Cabe destacar que la madre Santísima fue transportada desde los Arcos Zapopan a la Basílica, por los mismos fieles que la bajaron del carro alegórico para llevarla en anda sobre sus hombros, como muestra de que los peregrinos sostienen esa devoción y fe hacia la Generala. 

Antes de lo esperado, quedó libre la circulación el tramo de avenida Vallarta, de Federalismo a Enrique Díaz de León; luego a Chapultepec, y de aquí a la avenida a Unión; enseguida el lapso de la avenida Américas, de Vallarta a la avenida México, de ésta a Manuel Acuña y de Jesús García a la Glorieta Colón.

Posteriormente se liberó a la circulación el tramo que va de la Glorieta Colón a Pablo Neruda; de Plaza Patria a la calle Romanos, y la entrada a los Arcos de Zapopan, en la confluencia de las avenidas Américas y Ávila Camacho.