Arranca NL 2014 con alta contaminación

Científicos de la Universidad de Ehime, en Japón, están en Monterrey para visitar los centros de polución y contribuir en la búsqueda de medidas para reducir estos índices.

Monterrey

En enero, en 20 días los índices de contaminación estuvieron por encima de la norma máxima recomendable, principalmente por partículas de 2.5 micras, que son las más peligrosas para la salud de las personas, reconoció el secretario de Desarrollo Sustentable de la entidad, Fernando Gutiérrez Moreno.

El funcionario anunció un estudio sobre calidad del aire para determinar las normativas a seguir para reducir esos índices, que se realizarán en coordinación con investigadores de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, y del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.

“Es un proyecto que debe durar dos años, pero va a haber entregables (actualizaciones) que estaremos comunicando a ustedes conforme vayan avanzando las cosas; la cosa más importante es que Japón ha sido muy exitoso en su política de la calidad del aire, esta mejora está muy documentada, y recientemente se acaba de publicar una reseña histórica de la lucha de la calidad del aire que Japón venció desde los 60 hasta la fecha, y lo mismo pensamos hacer aquí en el área metropolitana de Monterrey, en el estado de Nuevo León”, expresó Gutiérrez Moreno.

La meta es bajar esas emisiones contaminantes en al menos 40 por ciento.

Científicos de la Universidad de Ehime, en Japón, ya se encuentran en Monterrey para visitar los centros de polución principales, como serían la Refinería de Cadereyta, las pedreras en los municipios aledaños al área metropolitana y algunas empresas cuyo nombre no se mencionó.

Este estudio debe dar información técnica y científica confiable y actualizada para tomar las decisiones encaminadas a una regulación de las poluciones, coordinadas en los tres niveles de Gobierno, para identificar, poner en marcha y evaluar las medidas de prevención y control de la contaminación atmosférica y para mitigar sus efectos en el clima.

“No es sólo visitar esos lugares, que ya tenemos identificados como contaminantes, sino verificar el entorno, conocer el impacto ambiental, y de esa manera, contribuir en la búsqueda de medidas para reducir los índices de contaminación”, puntualizó el líder del proyecto, doctor Shinji Wakamatsu, de la Universidad de Ehime, en Japón.

En el país del Lejano Oriente vivieron una situación similar, y con las estrategias aplicadas han tenido muy buenos resultados para mejorar la calidad del aire.

“En Japón había problemas de ozono fotoquímico, y se buscaron las causas y las fuentes, se hicieron mediciones y se puso una regulación para mejorar el nivel”.

Los resultados fueron sorprendentes, y ahora se busca repetirlo en Monterrey, dijo el secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno.

Explicó que, con ayuda de universidades locales, consultores y funcionarios, se llevará a cabo un análisis de contaminantes atmosféricos, tales como el ozono, compuestos orgánicos volátiles y partículas TM 2.5.