Más de mil joyas arquitectónicas en Durango

La Catedral es considerada una de las edificaciones de la arquitectura colonial más importante en la ciudad. Es una de las más grandes catedrales de México, siendo una iglesia de cinco naves.
La Casa del Conde de Súchil conserva la madera mandada desde Guatemala y Filipinas.
La Casa del Conde de Súchil conserva la madera mandada desde Guatemala y Filipinas. (Especial)

Durango, Durango

Durango tiene una gran riqueza arquitectónica con su centro histórico que reúne más de mil edificios con este valor cultural de diferentes épocas por ser una ciudad de origen colonial y por lo tanto tiene joyas de arquitectura dignas de cualquier ciudad de México, así como ejemplos claros del desarrollo que alcanzó la época.

Hay arquitectura Porfiriana y del Siglo XX y otras manifestaciones, por ejemplo de la arquitectura colonial, indiscutiblemente que la obra más importante es la Catedral.

Javier Guerrero, historiador duranguense, aclaró que la iglesia catedral que si bien es cierto la fundación del Arzobispado se da en el siglo XVII, el edificio actual de la catedral es de estilo barroco que se construye a lo largo del siglo XVIII, porque la actual iglesia es la tercera que se construyó.

Dado que la primera fue la parroquia de San Mateo y de la Inmaculada Concepción que se convierte en Catedral al momento de fundarse el Arzobispado, parroquia que desapareció en un incendio en 1634.

Inmediatamente se comenzó a construir el segundo edificio catedralicio, pero para fines del siglo XVII, se detectaron errores estructurales en su construcción y fue necesario demoler la mayor parte y construir la actual.

La Catedral actual, es una de las más grandes catedrales de México, siendo una iglesia de cinco naves, una nave central, dos naves procesionales y dos naves de capillas, lo que hace que sea de proporciones majestuosas como pocas hay en el país y siendo ésta, la capital de la cabecera del arzobispado más grande de la Nueva España, también se tradujo en un obispado que acumuló obras de arte de gran valor.

Actualmente se puede ver parte del legado del tesoro de la Catedral en la Galería Episcopal de la Catedral, este museo que forma parte de la misma estructura de esta construcción.

La Catedral fue reformada a mediados del siglo XIX y toma una característica neo clásica en  sus interiores, sin embargo permite ver la majestuosidad del edificio  y aún dentro de las variantes neo clásicas que se encuentran en su interior, también se puede ver grandes obras artísticas en las obras que se conservan dentro de ella.

Particularmente sigue en pie la talla en madera del Coro, que es uno  de los elementos barrocos que se conservan del siglo XVIII, así como los dos órganos monumentales, uno de ellos (el más pequeño) es de origen barroco y todavía se encuentra en funcionamiento.

El segundo órgano es Sevillano y es el órgano tubular más grande del país, siendo un órgano que se adquirió para la Catedral a fines del siglo XVIII pero que llegó a principios del XIX y por lo tanto tiene un diseño estilo neoclásico.

Es por esto que la Catedral Basílica Menor es una de las edificaciones considerada como “Joya Colonial” de Durango.