Arquidiócesis desiste de denuncia por tirar capilla

Las autoridades delegacionales y eclesiásticas afinan detalles para edificar nuevamente el templo, además de un centro comunitario.
La delegada Claudia Sheinbaum en "El asalto a la razón".
La delegada Claudia Sheinbaum en "El asalto a la razón". (Martín Salas)

México

La Arquidiócesis de México retiró la demanda que presentó ante la Procuraduría General de la República por despojo, después de que autoridades de la delegación Tlalpan derrumbaron el pasado viernes la capilla del Señor de los Trabajos, ubicada en la colonia Cultura Maya.

Para dar solución a la problemática, ayer se integró una mesa de trabajo entre autoridades eclesiásticas y delegacionales.

En entrevista con el director general de MILENIO, Carlos Marín, en El Asalto a la Razón, la jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, explicó que se acordó con el cardenal Norberto Rivera dar una solución de fondo al conflicto y buscar que en el predio de aproximadamente mil 700 metros cuadrados pueda reconstruirse y permanecer la capilla, así como la edificación de un centro comunitario.

Además, dijo que el subdirector jurídico de la demarcación que encabezó la demolición de la capilla del Señor de los Trabajos fue despedido por su falta de sensibilidad durante la diligencia.

“Digamos que había un problema de sensibilidad. Originalmente no estaba planteado así y pues al director que llevó este procedimiento (la demolición) le pedí la renuncia. Me parece que también se tiene que actuar con sensibilidad social, finalmente hay una disputa”, indicó.

Explicó que cuando supo del conflicto se puso en comunicación con las autoridades eclesiásticas para dejar claro que el asunto no significaba que su administración estuviera contra el catolicismo.

Aseguró que se buscará un acuerdo con los habitantes de la colonia Cultura Maya, donde se ubica el predio, porque hay grupos de vecinos a favor y contra la capilla.

“Digamos que el acuerdo pasa por varios temas y el más importante es el de los vecinos, de los que viven ahí, porque finalmente yo voy a estar tres años en la delegación y no vivo en Cultura Maya; ellos se quedan ahí y son ellos los que traen la disputa de ese terreno”, señaló.

Sheinbaum recordó que el procedimiento jurídico se llevó a cabo luego de una denuncia ciudadana de que se estaba construyendo una barda en la capilla, que no era más que un tejaban, ubicado en un terreno propiedad del gobierno de la ciudad.

Sin embargo, remarcó que nunca existió ninguna instrucción de derribar la capilla, sino que lo correcto hubiera sido clausurar o quitar únicamente esa barda.

“Finalmente, era un lugar de culto, que ya llevaba muchos años, de todas maneras, probablemente tenía derechos adquiridos”, apuntó.

Durante estos días, ambas partes reunirán la documentación con la que cuentan y se encontrarán la próxima semana para revisarla.

El primer acuerdo de las partes, es que en el terreno en disputa se construya nuevamente la capilla y un centro comunitario y sobre esa base las negociones avanzaron ayer.

En el terreno se instaló una carpa para no suspender el culto y éste se ha mantenido de forma normal y así continuará, informaron fuentes eclesiásticas.