La Arquidiócesis no sabe nada de artículos del Papa robados

José de Jesús Ibarra, vocero de la Arquidiócesis dijo que no han recibido avances de la investigación que el Ministerio Público realiza.
El vaso en el que Benedicto XVI tomó jugo permanece intacto.
El vaso en el que Benedicto XVI tomó jugo permanece intacto. (Milenio TV)

León, Gto.

A poco más de un año de que fuera robado el Museo de Arte Sacro, donde se exhiben los artículos que fueron utilizados por el entonces Papa Benedicto XVI en su visita a Guanajuato, la Arquidiócesis de León aún no logra recuperar las dos vinajeras y el atril que fueron hurtados.

El vocero de la Arquidiócesis, José de Jesús Ibarra, incluso señaló que la Arquidiócesis no ha recibido avance alguno de la investigación que realiza el Ministerio Público sobre este caso, por lo que no saben si las personas que robaron los artículos, fueron detenidas o no.

“Hasta la fecha no se han podido recuperar. Se puso la denuncia, pero solamente (dijeron) que se le iba a dar seguimiento, pero no se ha tenido ya una respuesta concreta”, aseguró.  

Aunque dijo, los tres objetos no tenían un valor cuantioso, lo que importaba era el valor significtivo que tenían estos objetos, que hace dos años el Papa usó.

“En realidad el valor económico no es mucho, más bien es el valor significativo e histórico”, declaró.

Tras el robo, señaló, la Arquidiócesis de León decidió poner mayor vigilancia en este Museo de Arte Sacro que está ubicado en la Catedral Metropolitana de León.

“Se incrementaron las medidas de seguridad en el museo. Ahora ya se puso todo en vitrina, se tiene el registro de las personas, vigilancia mediante circuito cerrado, las cosas más valiosas están resguardadas (en vitrinas), el mismo personal del museo está más al pendiente para el ingreso”, indicó.

Y a la fecha ya no se ha presentado ningún robo en este lugar.

“Con la denuncia había más rondines por la zona, pero ahorita ya no se han tenido (robos)”, dijo.

Y luego de que el Arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras, diera a conocer que fue víctima de un atraco, el vocero de la Arquidiócesis puntualizó que estos actos delictivos no están precisamente enfocados en contra de los sacerdotes de la Iglesia Católica en León,  sino que forman parte de la delincuencia que existe en toda la entidad.

“El asalto que sufrió el Arzobispo no fue un asalto en contra de la religión o en contra de la figura sacerdotal, de eso estoy completamente seguro. Yo creo que más bien es consecuencia de la misma ola de la delincuencia que está habiendo en el estado. Yo creo que comparativamente ahorita hay más inseguridad”.