Argentinos viajan por América a bordo de camioneta

Hasta el momento han visitado Brasil, Uruguay, Venezuela, Colombia, así como la Rivera Maya, en México.

Monterrey

Marcos y Julieta viven su pasión de viajar por el continente americano desde hace un año y un mes, cuando decidieron salir de su natal Argentina.

La compañera de ruta es Bertha, una camioneta que 'transforman' en casa mientras dura la travesía. Dentro de ella hay un estufa, lavamanos, cama, tendedero de ropa y hasta baño.

"Es un espacio muy reducido, pero tiene todo lo necesario para vivir, es pequeño pero tiene todo lo que se necesita en un hogar", explicó Julieta Lozano.

Hasta el momento han visitado Brasil, Uruguay, Venezuela, Colombia, todo Centroamérica, así como la Rivera Maya, en México, aunque hay sitios que los han cautivado en su viaje.

Este martes parten rumbo a Nuevo Laredo para cruzar hacia el país de las barras y las estrellas, donde realizarán sus últimas travesías. Durante los próximos seis meses, recorrerán Laredo hasta Los Ángeles.

"En Estados Unidos la idea es entrar por Nuevo Laredo, visitar Nueva York, Chicago y en Los Ángeles estaríamos terminando el viaje", señaló el argentino Marcos Robert.

Antes de partir afinan todos los detalles, por lo que revisan las condiciones mecánicas del vehículo.

"Como antes de salir cada día revisamos los niveles de aceite, encendemos el motor cinco minutos y ya salimos".

Los argentinos dijeron que se llevan una buena impresión de los mexicanos, por la hospitalidad, el turismo y sobretodo la comida.

"En todos los estados que hemos recorrido lo que más nos sorprende de México es la hospitalidad de su gente, México está entre mis favoritos de Latinoamérica".

Hasta el momento Marcos y Julieta han visitado 13 países con más de 26 mil kilómetros recorridos.

Aunque en su mayoría las experiencias han sido satisfactorias, en Brasil sufrieron un robo mientras estaban en la playa.

El viajar por todo el continente les ha costado en promedio 500 dólares mensuales.

Pero la aventura no ha terminado y ahora van al territorio de Estados Unidos con la esperanza de un día contar sus experiencias. Es así como la pareja de argentinos se despide de tierras regias y aztecas para continuar su viaje.