Enviarán a la cárcel a quien cometa discriminación

La persona que discrimine o niegue un servicio por motivos de género, preferencia sexual o religiosa o por raza sería sancionada hasta con un año y medio de prisión.
El Congreso del Estado sesionó esta mañana.
El Congreso del Estado sesionó esta mañana. (Leonel Rocha)

Monterrey

En busca de abandonar el primer lugar en discriminación en que se encuentra el estado de Nuevo León, diputados locales aprobaron este lunes una reforma al Código Penal del Estado para sancionar hasta con un año y medio de prisión a quienes discriminen o nieguen un servicio por motivos de género, preferencia sexual o religiosa, o por raza.

Se trata de una reforma a los artículos 353 bis y 353 bis 1, así como la adición de un Capítulo V al Código de Procedimientos Penales del Estado, el cual se denominará “Discriminación” y estará dentro de los Delitos Contra el Honor y la Dignidad de la Persona. 


En él se establece que “comete el delito de discriminación quien por razón de origen étnico o nacional, idioma o lengua, género, edad, capacidades diferente, condición social, condición de salud, embarazo, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra que atenté contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar sus derechos humanos y libertades”.

Lo anterior, mediante tres acciones: “se niegue a una persona un servicio o una prestación a la que tenga derecho; se niegue o restrinja un derecho laboral, límite o restrinja un servicio de salud; se niegue o restrinja a una persona un servicio educativo”.

En estos casos se impusieron sanciones que van desde los tres a los cinco años de inhabilitación en el servicio público, y de entre tres meses y un año de prisión para cualquier persona que incurra en discriminación, pero en caso de tratarse de un servidor público la pena se incrementaría a la mitad más, es decir, hasta un año y medio de cárcel.


Francisco Cienfuegos Martínez, presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública del Congreso local, celebró la aprobación de la iniciativa que surge luego de 10 años que llegó al legislativo la primera propuesta para tipificar y sancionar esta conducta, antes sólo sancionada de forma administrativa.

“Hoy dejamos atrás pasadas Legislaturas que no habían hecho caso a poder avanzar en materia de discriminación, el día de hoy se aprueba por unanimidad el que esté tipificado en el Código Penal, que por ciertos motivos de discriminación que se cometan, ya sean por género, por pertenecía religiosa y una serie de factores que señalan ya específicamente, se les respete y se les trate a todos y a todas las familias por igual en el estado de Nuevo León, de lo contrario serán sancionados”, explicó.

En los últimos meses organismos internacionales reconocidos habían manifestado críticas al estado de Nuevo León por no contemplar castigo para estas acciones de discriminación e incluso se colocó a la entidad como primer lugar en atraso en sus leyes en esta materia.