Aprueban ahora sí la comparecencia de Alonso Godoy Pelayo

Deberá antes entregar un informe sobre el predio y la construcción del edificio de la nueva sede de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco.

Guadalajara

Finalmente el auditor superior Alonso Godoy Pelayo tendrá que comparecer ante los diputados locales para explicar la construcción de un edificio para la nueva sede del órgano fiscalizador. Sin embargo, la cita será hasta el mes de febrero de 2014.

Lo anterior fue aprobado ayer por unanimidad en el Pleno del Congreso del Estado, donde se acordó que el funcionario deberá entregar un informe por escrito a más tardar en el mes de enero. Luego, se fijará fecha para la comparecencia.

Ayer mismo el Pleno recibió formalmente un informe por escrito de Godoy Pelayo, en el que asegura que la compra de un predio, la construcción de un edificio en el mismo, así como algunas compras que se han realizado en los últimos meses en la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) son legales.

La iniciativa para que el auditor sea citado fue presentada por el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Guillermo Martínez Mora, quien ha sido de los pocos legisladores que cuestionan el trabajo de Alonso Godoy, así como el manejo que da a los recursos públicos.

En el texto que presentó al Pleno Guillermo Martínez y que fue aprobado por los diputados, señala que Jalisco “ocupa el lugar número 25 de 32 en temas de fiscalización”. Por ello, afirmó que el descrédito de la ASEJ “no sólo es percepción de los jaliscienses, sino que ha trascendido las fronteras del estado”.

Agrega que el titular de la auditoría, Alonso Godoy, se ha visto “envuelto en escándalos que van desde la ilegitimidad de su nombramiento, de que no realiza su trabajo de manera eficaz, de que recibe pagos extras que ningún otro servidor público recibe y muchos más”.

Entre los puntos que se le señalan está la “malversación de fondos” en la compra del terreno donde el auditor construye un edificio para la nueva sede de la ASEJ. MILENIO JALISCO dio a conocer que el predio fue comprado por el auditor en 69.5 millones de pesos; unos meses antes, el particular que se lo vendió lo había adquirido en 39 millones de pesos. Además, está embargado.

Entre la información que deberá entregar el auditor están las escrituras del predio, con sus antecedentes y avalúos; el proyecto ejecutivo para la construcción del edificio y las licitaciones para el equipamiento del inmueble.