Aprueba el ayuntamiento mayoría de planes urbanos

Vecinos y Movimiento Ciudadano manifiestan su oposición; el PAN defiende nuevas normas.
Se dio luz verde en las siete zonas que está dividido el municipio.
Se dio luz verde en las siete zonas que está dividido el municipio. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El Ayuntamiento de Guadalajara aprobó ayer por la tarde 50 planes parciales de desarrollo urbano correspondientes a siete zonas en que se divide la ciudad, con trece votos a favor y tres en contra, estos últimos, correspondientes a regidores de Movimiento Ciudadano, quienes manifestaron el riesgo de que se abra una nueva llave para que quienes tutelan la corrupción tradicional de las áreas de Padrón y Licencias, Obras Públicas e inspección, encuentren espacio para el enriquecimiento ilícito.

El presidente municipal, Ramiro Hernández García, dijo que si bien, las visiones sobre la ciudad son variadas –delante de él, una gran manta de denuncia por parte de integrantes del Parlamento de Colonias, que se sienten lesionados con los nuevos planes- era necesario llegar a un nuevo planteamiento ante la imposibilidad de detener el desarrollo y la urgencia de revitalizar al municipio.

El regidor Alberto Cárdenas Jiménez fue el principal defensor de las nuevas normas, y dijo que pese a la “incapacidad” y falta de acuerdo que mostró el grupo que ejerce el gobierno en Guadalajara –clara alusión al PRI- hubo un trabajo intenso para hacer frente a las diversas demandas de la sociedad; consideró que permitir “desdoblar” las construcciones y aumentar la densidad hasta H5 es un modo de responder al reto de volver a crecer; también dijo que se ha procurado aprovechar los corredores viales y las zonas donde hay mejor infraestructura para allí detonar  la vivienda nueva, sobre todo de tipo popular.

“El grupo edilicio del PAN ha trabajado mucho; hemos acotado, corregido, quitado intenciones perversas, cuidado áreas verdes y medio ambiente; hemos trabajado para que se incluya lo viable de las propuestas ciudadanas, en fin, van lo mejor posible estos planes, aunque todo sea perfectible”, aseguró el ex gobernador.

El viento no ha soplado a favor de Guadalajara, llevan 12 años con planes y proyectos desactualizados y desarmonizados con la política pública federal y estatal, lo que le impide al municipio conocer el rumbo económico, social y ambiental que seguirá. “Aprobar planes parciales es muy importante para el futuro de cada lugar, es el legado más importante que cada administración deja”, subrayó.

Para el regidor de PMC, Salvador Caro, si bien hay avances, hay una visión “ingenua” porque quienes aplican los reglamentos y las normas municipales son inspectores y funcionarios que han permitido el crecimiento ilegal a cambio de prebendas, “y no podemos pensar que los que ahora se corrompían, mañana dejarán de hacerlo”.

Caro Cabrera no fue blando: “Encontramos un profundo desprecio al patrimonio edificado de la ciudad y las facilidades absolutas para favorecer a los desarrolladores que están atrás de muchas medidas que el día de hoy se están tomando”, argumentó.

“Evitar que zonas como Providencia y Chapalita se convirtieran en cantinas de presencia masiva. Es un punto que en estos momentos se está degradando por la falta de aplicación de los reglamentos, buena parte de la zona de Chapultepec.  Logramos que pudiera suprimirse el uso barrial de un giro que ha trastocado la convivencia en la ciudad que son las fondas con venta de cerveza que impunemente se usan con cualquier propósito y han degradado a la ciudad”, agregó.

El Parlamento de Colonias anunció acciones legales para combatir estos cambios, que a su juicio, barrerá con la calidad de vida de los habitantes de la ciudad.