Apoyan a comunidades indígenas de NL

Bajo el amparo de diversas organizaciones, 50 comerciantes de distintas etnias ofrecen sus artesanías en el centro comercial Huajuquito, junto a Los Cavazos, en el municipio de Santiago.

Monterrey

Bajo un mismo techo, como una torre de babel, donde en un solo lugar se hablan varias lenguas y se entrelazan diversas culturas, 50 miembros de comunidades indígenas radicados en Monterrey tratan de sacar adelante a sus familias con lo que sus manos, su talento o su sazón pueden hacer.

Con admirable paciencia Delia Torres de la Cruz, indígena huichol, inserta piezas de chaquira para armar una obra de arte que después de dos horas de extenuante trabajo, quizá pueda vender en 50 pesos.

Asimismo, su hija Amelia, de 4 años de edad, comienza a practicar el oficio, cuyos secretos han sido aprendidos de generación tras generación.

Cada fin de semana, bajo el amparo de varias organizaciones, entre ellas Fundación Multimedios, los 50 comerciantes de las etnias mixtecas, otomíes, mijes, nahuas y huicholes ofrecen artesanías y productos gastronómicos en el centro comercial Huajuquito, junto a Los Cavazos, en Santiago, Nuevo León.

En este mercado pueden ser adquiridos collares elaborados con granos de café, frijol o cáscara de cocos, anillos y brazaletes bordados artística y pacientemente con chaquira; tortilleros tejidos a mano; juguetes articulados tallados en madera son, los cuales son cien por ciento mexicanos.

El movimiento Troya, una alianza de Cáritas de Monterrey, Fundación Multimedios y Fundación Nueva Castilla, apoya a las comunidades indígenas que han sentado su residencia en Monterrey.

Cada fin de semana, los comerciantes ofrecen su talento convertido en canastas, tortilleros, instrumentos musicales y hasta maletines para computadoras tejidos a mano.

Aunque han sufrido de discriminación, los indígenas luchan por su cultura, tal es el caso de Dulce Vega Pavón, mixteca procedente de Oaxaca, quien está a punto de terminar su carrera de educadora.

Los comerciantes defienden su cultura, tradiciones y pelean pacíficamente buscando una honesta forma de sostener a sus familias.