Apertura a uso de mariguana podría ser una trampa: Cardenal

Robles Ortega señala que en tanto no se resuelva la corrupción, los efectos de esta “modernización” serán más peligrosos.
La iniciativa también explorará los usos medicinales de la droga.
La iniciativa también explorará los usos medicinales de la droga. (Especial)

Guadalajara

La iniciativa que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, envió al Poder Legislativo para reformar la Ley General de Salud y el Código Penal Federal como parte del proceso para despenalizar la mariguana, podría ser una trampa para el país.

Así lo señaló el Cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, al ser cuestionado por la propuesta del Ejecutivo federal de aumentar de 5 a 28 gramos la posesión para uso personal, conforme lo establecen los estándares internacionales. Y, por lo tanto, permitir también el uso medicinal y científico de la hierba.

“Si no se atiende orgánicamente toda la situación, podríamos estar entrando en una trampa”.

Y es que para el prelado previo a atenderse este tipo de consignas a favor de una supuesta salvaguarda de los derechos humanos, deben de resolverse aspectos esenciales como la corrupción, impunidad, violencia y la desocupación y ocio juvenil de aquellos menores que ni trabajan ni estudian.

“Desgraciadamente, a veces este tipo de pasos que se usan dando a la apertura del uso de la mariguana para fines lúdicos algunos lo ven como un gran paso en la modernidad por parte de México, pero no nos engañemos, mientras no se resuelvan otros aspectos que están ahí, los efectos serán más peligrosos”.

Pese a que la citada iniciativa vendrá acompañada de un renovado esfuerzo institucional a favor de la prevención de adicciones, que estará dirigida a la protección de la niñez y la juventud del país, Robles Ortega llama a los padres de familia a educar y formar a sus hijos en estos temas para que de manera razonable no incurran en estas prácticas de consumo.

Además, las escuelas, centros educativos y la sociedad en general tienen que hacer conciencia, dijo, del riesgo que conlleva la liberación de este producto.

Por otro lado, lamentó que se hagan necesarias las manifestaciones en contra de la violencia machista, cuando las personas por sí solas deberían de erradicarlas. Sin embargo, espera que estas acciones verdaderamente ayuden a la toma de conciencia para que se trate a la mujer con la misma dignidad y valor que un hombre. Este cambio cultural no puede someterse a la tradición, educación o herencia familiar que se ha transmitido por el machismo.

El líder religioso destacó que en la Iglesia la mujer desempeña un papel fundamental en donde tiene un amplio horizonte de participación. El mayor porcentaje de quienes se dedican a educar en la fe, afirmó, son mujeres.