Anuncian amplia marcha trabajadores del servicio público

Protestan por su acelerado deterioro de condiciones laborales y el incumplimiento de promesas del gobierno estatal.

Guadalajara

Los sindicatos de trabajadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se unirán a la protesta de 25 gremios integrantes de la federación de trabajadores al servicio del estado y sus municipios, para realizar mañana una marcha en protesta contra la agresión a los derechos laborales de miles de empleados públicos del estado de Jalisco.

En conferencia de prensa, el líder del FGTEM, Cuauhtémoc Peña Cortés y el secretario del Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara, Juan Manuel Franco Franco, señalaron la urgencia de un aumento salarial que devuelva un poco el poder adquisitivo de los trabajadores. Por ello, manifestaron que luchan en contra de los topes salariales que se han impuesto los últimos años a todos los empleados sindicalizados, a la par que denunciaron las políticas laborales que sigue el gobierno que encabeza Aristóteles Sandoval Díaz.

Peña Cortés destacó “la extorsión” a empleados del Sistecozome para forzarlos al despido “voluntario” o de lo contario, ser corridos sin ninguna liquidación; también reiteró su denuncia contra la inversión de los fondos de los trabajadores del estado en proyectos “de riesgo” en Chalacatepec y la Mandarina; y destacó “la traición” del gobernador a su presunta promesa a favor del sindicalismo libre, al respaldar a Juan Pelayo dirigente de un sindicato oficialista que en los hechos violenta los derechos sindicales como “líder charro”.

Por su parte, el representante de los trabajadores de la UdeG destacó que sólo 15 por ciento de los empleados de la casa de estudios cuentan con salarios dignos y que en general los académicos no privilegiados de la universidad cobran apenas 76 pesos por hora, lo cual hace imposible que se pueda mantener una familia y garantizar la calidad educativa.  

Esto es parte de los motivos por los cuales marcharán mañana a partir del cruce de las avenidas Hidalgo y Chapultepec a partir de las 9:30 de la mañana en busca de llamar la atención de la sociedad sobre el deterioro de sus condiciones de trabajo.  Esperan una convocatoria de hasta 8 mil empleados, pero apelan al sentido cívico de los afectados para poder hacer una manifestación con amplia resonancia pública.