Anuncian colecta anual para el santuario Guadalupano

La primera etapa del Complejo Guadalupano fue la Capilla a Juan de Palafox, la segunda etapa los estacionamientos, la tercera es la Capilla de Adoración Perpetua
Plano del Santuario Guadalupano, en el Seminario Palafoxiano.
Plano del Santuario Guadalupano, en el Seminario Palafoxiano. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

La Arquidiócesis de Puebla dio a conocer que el próximo sábado y domingo llevará a cabo la colecta anual para el santuario Guadalupano el cual se edifica en el Seminario Palafoxiano. Indicó que en todos los templos de Puebla llevarán a cabo dicha colecta pro construcción bajo el lema "Mi santuario en Puebla será tu casa".

Desde el sábado 16 del presente mes de 10:00 a 18:00 horas en las principales avenidas y cruceros de la ciudad seminaristas, colegios y laicos botearán invitando a todos los ciudadanos a sumarse a esta gran obra de la Iglesia.

Refirió que la primera etapa del Complejo Guadalupano fue la Capilla a Juan de Palafox, la segunda etapa los estacionamientos, la tercera es la Capilla de Adoración Perpetua.

Al respecto el arzobispo de Puebla, adelantó que será el próximo 8 de diciembre a las 19:00 horas, con motivo de la fiesta de la Inmaculada Concepción, patrona del seminario que será inaugurado dicha recinto religioso, sobre todo que es la primera capilla de adoración diocesana en América.

Señaló que la cuarta etapa es la Plaza Guadalupana la cual espera concluir el próximo año.

En tanto, el rector del Seminario Palafoxiano, Felipe Pozos Lorenzini, explicó en entrevista que las capillas de adoración son un proyecto del papa Francisco cuando era auxiliar de Buenos Aires, en donde él tiene mil capillas en el mundo.

Indicó que en la Diócesis de Puebla se tienen 20 capillas y la intensión del arzobispo, Víctor Sánchez es llegar a las 200 capillas, sin embargo, la Capilla de Adoración Perpetua será la que aglutinará a todas las demás.

Pozos Lorenzini detalló a Notimex que la capilla es una adoración al Santísimo día y noche para pedir por la Iglesia, por el arzobispo, sacerdotes y seminaristas, en donde la novedad es que es la primera capilla diocesana y será la que encabece a todas, con esa denominación en América.