Buscan salvar 5 mil árboles del Parque Bicentenario

Realizarán una campaña en la que la idea es retirarlos y plantarlos en el mismo parque, pero en una zona más amplia, donde todos tengan oportunidad de recibir el sol, lluvia y nutrientes.

Toluca

La Secretaría de Medio Ambiente inició una campaña informativa en el parque Ambiental Bicentenario de Metepec para el “rescate” de 5 mil árboles en riesgo de morir si no son trasplantados y se les garantiza el líquido, sol y nutrientes necesarios para que sigan desarrollándose.

Desde octubre del año pasado, el secretario de Medio Ambiente, Cruz Juvenal Roa, informó sobre esta medida y anunció que harían una campaña informativa para que la gente conozca el tema y sea quien decida si se trasplantan los macizos forestales o se dejan en el lugar en que están actualmente.

Aunque no hay otra medida posible para rescatar estos árboles y desde hace cinco meses se conoce el problema, apenas esta semana comenzó la campaña de difusión con la colocación de mantas informativas en el interior del parque Bicentenario.

En éstas se explica que el proceso de cuidado de los árboles tiene tres etapas: aclareo, conservación y distribución, con lo cual se busca que todos los árboles tengan espacio suiciente para desarrollare. Para ello, explican, es necesario cambiar algunos árboles de lugar, con todas las precauciones posibles que garanticen su sobrevivencia.

De acuerdo con especialistas de la dependencia, estos árboles se están secando porque al estar tan juntos entre sí, solo unos logran recibir los nutrientes del suelo, el agua e incluso el sol. Los más grandes tapan a los pequeños y esto reduce sus posibilidades de desarrollo.

En su momento el secretario explicó que los árboles fueron plantados muy cerca porque se trataba de una plantación comercial y serían usados como árboles de Navidad, pero con el nacimiento del parque se decidió provechar toda la vegetación.

La idea es retirarlos y plantarlos en el mismo parque, pero en una zona más amplia, donde todos tengan oportunidad de recibir el sol, lluvia y nutrientes para que sigan creciendo.