Anulan contratos a los tres hemanos de Israel Pacheco

Será la Contraloría municipal quien determine en su momento si la falta administrativa de los familiares del exlíder sindical proceda a una denuncia penal, indica Ruiz Cordero.
Rafael Ruiz Cordero, titular del SATI.
Rafael Ruiz Cordero, titular del SATI. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

El ayuntamiento capitalino determinó rescindir los contratos de Andrés, Javier y Conrado Pacheco Velázquez, hermanos del exlíder sindical Israel Pacheco Velázquez, debido a que sus salarios de 20 mil pesos al mes no correspondían a sus actividades, además de que registraron actitudes anti-institucionales.

Así lo dio a conocer el titular de la Secretaría de Administración y Tecnologías de la Información (SATI), Rafael Ruiz Cordero, quien añadió que será la Contraloría municipal, quien tras realizar las indagaciones correspondientes determinó que la sanción en contra de los hermanos Pacheco se quede en responsabilidad administrativa o se turne a otra instancia, es decir a una denuncia penal.

El funcionario municipal agregó que además de los tres hermanos del exlíder sindical, el ayuntamiento también dio de baja a nueve integrantes del Comité Ejecutivo del Sindicato Benito Juárez, quienes también recibían sueldos que no les correspondía a la función asignadas.

Ruiz Cordero rechazó que el desmantelamiento del grupo cercano de Israel Pacheco sea una cacería de brujas, ya que tanto los hermanos como los nueve empleados tienen a salvo sus derechos y pueden litigar ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje de Puebla.

No obstante, insistió que las irregularidades encontradas en sus salarios son suficientes para haberlos dado de baja, e incluso dijo que fue la Contraloría municipal quien evalúo dentro del marco legal, dichas violaciones.

"Los tabuladores de los trabajadores de base son de 6 mil pesos mensuales, y ellos estaban ganando hasta 20 mil. Además, los incrementos a los hermanos Pacheco se dieron en un mes, del primero de enero al primero de febrero del más del 34 por ciento. Sí hubo negociaciones, pero sólo para el grupo cercano del exlíder sindical", expuso.

En el caso de Israel Pacheco Velázquez, quien el pasado viernes le dictaron auto de formal prisión por el delito de extorsión, el titular del SATI resaltó que el exlíder tiene suspendidos sus derechos cívicos y en caso de contar con una sentencia condenatoria, perdería en absoluto la posibilidad de reintegrarse al ayuntamiento.

"Está sujeto a prisión preventiva, a un proceso penal que lo puede llevar a cualquiera de las dos opciones, a una sentencia condenatoria en cuyo caso en lo absoluto pierde la posibilidad de reintegrarse al ayuntamiento o una sentencia absolutoria en cuyo caso por reglamento, por estatutos del propio sindicato, podrá ser admitido pero no podrá ser dirigente o miembro del Comité Ejecutivo cuando menos por los próximos seis años después de su incorporación, así lo establece el estatus del sindicato Benito Juárez", explicó.

El funcionario municipal indicó que coincide con el alcalde Antonio Gali Fayad, que el ayuntamiento es respetuoso de la vida sindical, y que serán los integrantes del Sindicato Benito Juárez quienes determinen a su nuevo líder y a los nueve integrantes del Comité Ejecutivo.