Antorchistas festejan 40 años en Jalisco

La organización tuvo un acto masivo en el auditorio Telmex; el líder nacional pide aumento en los salarios mínimos y mayor gasto social.
Trece mil antorchistas de la región occidente asistieron al Auditorio Telmex.
Trece mil antorchistas de la región occidente asistieron al Auditorio Telmex. (Cortesía)

Guadalajara

Frente a trece mil antorchistas de la región occidente, reunidos ayer en el auditorio Telmex de esta ciudad, el líder nacional de la organización, Aquiles Córdova Morán, señaló "la necesidad de elevar los salarios y crear empleos como requisitos indispensables para acabar con la pobreza en México y dijo a los miles de antorchistas que no pueden estar contentos con la situación actual de nuestro país, y deben fortalecerse para ser el elemento que cambie la vida de Jalisco y de México para bien de los pobres".

En el encuentro masivo, al que acudieron grupos de antorchistas de 30 municipios de todo el estado, frente a miembros de la Dirección Nacional antorchista y el dirigente estatal en Jalisco, Eduardo Campos Flores, Córdova Morán señaló que actualmente la economía mexicana no está enfocada a producir para el mercado interno sino para el internacional, y que por tanto debe reorientarse a favor de los mexicanos, para lo cual urgen medidas que aumenten su capacidad de compra.
 
Indicó que su organización plantea cuatro medidas urgentes para mejorar la suerte de los más pobres: la creación de más y mejores empleos, pues el desempleo real es casi del 40 por ciento; la elevación urgente de los salarios pues no basta con tener trabajo si no se gana dignamente, y los mexicanos estamos entre los trabajadores peor pagados del mundo; el cambio de la política impositiva actual por una que obligue al que más gana a pagar más impuestos, y no como sucede actualmente en que 70 por ciento de la recaudación recae sobre los trabajadores, mientras que se le cobran impuestos ridículos a los grandes empresarios, y, finalmente, reorientar el gasto social que el gobierno ejerce en sus tres niveles, para que se invierta en beneficio de los más pobres, a los que actualmente se destina apenas el 13 por ciento del gasto público.
 
Los grandes retos que tiene el Movimiento Antorchista, dijo, de la que los antorchistas jaliscienses no se pueden apartar, es la de crecer en número y actuar como una roca firme, no como polvo humano, pues sólo así se podrá cambiar el destino y rumbo de México, pues señaló el líder de la organización más grande del país, la pobreza es gigantesca y sigue en aumento; “la pobreza es el fruto de un modo equivocado de concebir la actividad productiva de los país, y sobre todo de un modo erróneo de concebir el reparto de la renta nacional, de la riqueza que producen todos los mexicanos”.
 
“Antorcha nació contra la pobreza nacional, contra la injusticia nacional y a 40 años hemos luchado a brazo partido contra este flagelo del país y se ha hecho en condiciones difíciles, como haber vivido bajo el fuego constante de gente que no quiere convencerse de que la pobreza, las dificultades y la inconformidad social  son una realidad y no un invento de los antorchistas”.
 
Por su parte el dirigente estatal, Eduardo Campos Flores, señaló que la meta de los antorchistas jaliscienses es crecer a 300 mil agremiados en los próximos 10 años y que todos los esfuerzos estarán destinados a hacer más fuerte a su organización, para que puedan luchar de forma más eficiente en la defensa de los más débiles. El líder dio la bienvenida a grupos afiliados a su movimiento procedentes de 30 municipios y agradeció también la presencia de diversos funcionarios estatales y municipales.
 
El acto masivo, que forma parte de las actividades por el 40 aniversario, estuvo enmarcado por un programa de danza, canto y baile presentado por grupos amigos al antorchismo así como por los grupos culturales del Movimiento Antorchista. Se trata del 27 festejo que se hace para celebrar las cuatro décadas de existencia del antorchismo nacional, ya se rebasa la cifra de 500 mil mexicanos reunidos hasta el momento, de un total de 750 mil participantes al culminar los festejos; en este mes se realizarán tres encuentros más: Zacatecas, el día 12, Hidalgo, el 19, y Puebla, el 26; el 9 de noviembre será en Chihuahua. El antorchismo mexiquense ya se prepara para el magno cierra que se realizará el 16 de noviembre, en el Estadio Azteca.

"Los pobres de Jalisco han dado una muestra de combatividad y organización como no había sucedido en toda la historia de nuestro estado", señaló Eduardo Campos Flores; "siempre se ha tenido la idea errónea y muy difundida de que tratándose de luchas populares, se justifican el vandalismo, la improvisación y la falta de seriedad en las actividades que realiza el pueblo, pero el evento antorchista del 5 de octubre viene a revelar una forma superior de organización popular que demuestra las capacidades del pueblo", aseguró.

Esta debe ser una de las formas de entender la concentración antorchista en Guadalajara, explicó el dirigente, no como un reto u ostentación de los que no se es, ni una amenaza de nuestra parte, sino una forma racional y civilizada de levantar la mano y decir: “Jaliscienses, aquí estamos, presentes para desarrollar nuestra Patria chica y listos para actuar en bien de nuestro pueblo; estamos urgidos de ello porque la pobreza nos daña, y aquí está nuestra mano extendida, esperanzada y firme”.